China y sus monstruos constructores llegan a 70 países

El gigante asiático adelanta un megaproyecto que conectará dos tercios de la población mundial y 70 países a través de una red de enlaces terrestres y rutas marítimas.

La inmensidad de  este proyecto solo es posible realizarla con máquinas igual de colosales: La constructora de puentes SLJ900/32, conocida localmente como “El monstruo de hierro” es una máquina todo-en-uno capaz de transportar, levantar y colocar secciones de vías, conectando pilares con pilares mediante pesados bloques de piedra.

El vehículo mide 92 metros y posee 64 ruedas. Puede rodar hacia adelante, atrás o en diagonal.

Los fabricantes alemanes una vez lideraron el camino en la producción de tuneladoras gigantes (TBM) pero recientemente, las empresas chinas comenzaron a pagarle a las compañías establecidas por licencias para usar su tecnología.

Incluso con una carga completa puede moverse a 5 km/h, ¡Mucho más rápido que cualquier método tradicional que requiere enormes grúas construidas en el suelo!

Esta megamáquina ya ha trabajado en varios proyectos ferroviarios de alta velocidad: Un nuevo enlace entre China y Mongolia Interior y, más al Sur, el proyecto Su’ai Highway en Shantou, no lejos de Hong Kong.

Esta forma de construcción se ha puesto en práctica en muchas partes del mundo durante décadas, pero China lo hace en menos tiempo. Es por eso que se perfila en un país clave a nivel mundial en la construcción de túneles.

Por ejemplo, el ferrocarril Mombasa-Nairobi, en Kenia, recibió atención internacional cuando se completó en mayo de 2017, entre otras cosas porque fue estrenado 18 meses antes de lo previsto.

La Nueva Ruta de la Seda o Puente Terrestre Euroasiático, es una ruta de transporte ferroviario para el movimiento de tren de mercancías y de pasajeros entre los puertos del Pacífico, en el Lejano Oriente ruso y chino y los puertos marítimos en Europa.​

ER

China busca alianzas a favor del multilateralismo y en contra del proteccionismo

Artículos relacionados