Destructivas huellas del ciberataque contra Venezuela

Venezuela aún sufre los rastros del ciberataque eléctrico

El apagón de luz en Venezuela provocado por EEUU en marzo de 2019 aún le pasa factura a los venezolanos en el área comunicacional. Los servicios públicos cada vez se ven más afectados por los destellos que dejó el ciberataque que mantuvo a oscuras al país durante cinco días.

La plataforma del principal servicio de telefonía en Venezuela,
La Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela,
CANTV, actualmente tiene 5 mil lineas sin servicio a consecuencia del apagón. Marlón Castro, técnico de la empresa explica que el apagón quemó parte del sistema.

“Cinco mil tarjetas lógicas se quemaron el primer día del apagón porque están ubicadas en espacios que deben estar acondicionados y al no tener aire acondicionado se fueron quemando una a una”, dice.

De esas 5 mil todas perdieron la conexión y 2.640 están sin tono, es decir tampoco se pueden hacer, ni recibir llamadas.

Asegura que la empresa está trabajando para reponer el material, sin embargo, el bloqueo económico tampoco lo ha permitido, “las tarjetas son importadas, no se hacen en Venezuela, por lo tanto no hemos podido reponerlas y con el paso de los días se van dañando más porque es un circuito que está conectado, es decir una tarjeta depende de otra”.

Explica que la solución pudiera estar en las alianzas con Rusia, quienes tienen un sistema parecido que pudiera solventar la falla.

El apagón en Venezuela fue producto de un ciberataque, comprobado, por EE. UU. Hace una semana le tocó sufrir un apagón masivo a Argentina, Uruguay y Brasil. Fue la primera vez en la historia que la falta de energía se registra en estos países de manera simultánea y en su totalidad.

NB

Artículos relacionados