El autogol de Putin y la falsedad de Macron, las peores jugadas del mundial

Culminó este domingo la máxima cita del fútbol mundial. Grandes estrellas, las mediáticas y las reales, se dieron cita en Rusia 2018 para exhibir grandes jugadas, hacer publicidad, aumentar su popularidad y darle deporte y espectáculo a los fanáticos.

No obstante, finalizado el torneo mundial, varias jugadas inesperadas llamaron la atención de quienes presenciaron a través de la pantalla, el cierre y coronación de la ceremonia.

Al comenzar con la colocación de medallas, el presidium encabezado por Vladimir Putin, presidente del país anfitrión, Emmanuel Macron, presidente de Francia y la presidenta de Croacia, Kolinda Grabar, se dispuso a saludar a los jugadores. Una lluvia intempestiva  amenazó la premiación, pero todo siguió su curso. No obstante, fue el momento de mayor tensión.

Lo más comentado ha sido la mala educación del líder ruso. Bajo una lluvia pertinaz que mojó a todos por igual, menos a Putin, los mandatarios saludaron y premiaron a los jugadores. El mundo entero ha criticado que Putin, bajo un gran paraguas, no tuvo la cortesía de, o bien ofrecer su paraguas a sus homólogos o mojarse como ellos. Autogol para el ruso.

El autogol de Putin

Como era de esperarse, lo que muy pocos medios reseñan tiene que ver cono los otros dos mandatarios presentes en la ceremonia, pues claro, ellos forman parte del orden mundial que también integran los dueños de medios. Sin embargo, en redes sociales y espacios públicos, los fanáticos comentaron la hipocresía del presidente francés, al abrazar y besar a los jugadores africanos (nacionalizados franceses), que consiguieron la victoria para el equipo galo, pues su política migratoria desprecia a los refugiados africanos. Posición adelantada para Macron.

 

En general, llamó la atención durante esta edición del mundial, la cantidad de jugadores inmigrantes en el futbol europeo. Los mass media resaltaban el hecho durante los partidos, pero como un tema de globalización y culturas que se encuentran, pero no como lo que es: el uso de los inmigrantes que le son convenientes a Europa y el desprecio y hasta genocidio del resto.

Inmigración que conviene a Europa

Finalmente, la presidenta croata Kolinda Grabar, ocupó gran centimetraje de prensa, por sus aptitudes físicas, por haber comprado su pasaje al mundial en clase económica y por apoyar a su equipo, primera vez en una final mundialista. Lo que nadie tocó, fue la crueldad de las políticas migratorias que ha aplicado desde que ocupa la presidencia y las orientaciones fascistas que tanto ella como su equipo derrocharon en la cita deportiva. Tarjeta roja para Kolinda.

Otro hecho ha llamado la atención de los usuarios de redes sociales, tiene que ver con la  mujer, que repartía las medallas a los jugadores. Reseñan en redes sociales que ella aprovechó que el presidente de la FIFA se volteó para saludar y se guardó una medalla en el bolsillo.

Se desconoce si el premio sobraba y qué pasó finalmente con la medalla, pero es también un hecho curioso de la premiación que quedará para la historia.

https://www.facebook.com/140250356589149/videos/235873420360175/?t=0

JS

Supremacía europea en el Mundial con talento prestado

 

Artículos relacionados