Aplican sentencias en Turquía tras fallido golpe de Estado de 2016

475 acusados, entre ellos generales y pilotos de combate han sido juzgados.

Aplican sentencias en Turquía tras fallido golpe de Estado de 2016

En Turquía, cientos de militares y civiles que participaron en el golpe de Estado de 2016 son condenados a cadena perpetua

Un tribunal de Turquía condenó a cientos de militares y civiles de una base aérea a cadena perpetua, después de haberlos declarado culpables de participar en un intento fallido de golpe de Estado en 2016 contra el gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan.

Un total de 475 acusados -incluidos generales y pilotos de aviones de combate en la base aérea de Akinci, en las afueras de la capital, Ankara- han sido juzgados en los últimos tres años por haber dirigido supuestamente el levantamiento y haber bombardeado edificios gubernamentales clave, incluida una parte del Parlamento.

El juicio multitudinario fue uno de los dos grandes juicios contra presuntos miembros de una red dirigida por el clérigo estadounidense Fethullah Gulen, que tiene su base en Estados Unidos y a quien Turquía acusa de orquestar el fallido levantamiento.

Procesados

Gulen, que estaba entre los acusados, ha negado cualquier implicación en el golpe que causó unos 250 muertos y miles de heridos. Unos 30 golpistas murieron en la rebelión. El tribunal sentenció a cuatro hombres – civiles acusados de vincular el movimiento de Gulen y algunos oficiales militares – por crímenes contra el Estado, intento de asesinato del presidente y 77 cargos de homicidio y los condenó a 79 sentencias distintas de cadena perpetua sin libertad condicional.

Quince oficiales, incluyendo generales de una estrella, también fueron sentenciados al mismo período. Fueron considerados responsables de la muerte de nueve personas por disparos de armas de fuego y 68 personas muertas en ataques aéreos contra la sede del Parlamento, un cuartel general especial de la policía, el departamento de policía de Ankara y una zona cercana al complejo presidencial de Erdogan.

sentencias en Turquia
Este fue uno de los dos grandes juicios contra presuntos miembros de una red dirigida por Fethullah Gulen.

Otros 337 acusados también fueron condenados a cadena perpetua. El tribunal absolvió a 70 de los acusados de todos los cargos. Otros acusados fueron condenados a penas de prisión de entre 6 y 16 años. El tribunal dictaminó que Gulen, un presunto alto funcionario de su movimiento y otros cuatro acusados que todavía son buscados por las autoridades turcas, debían ser juzgados por separado por los cargos.

Apelación

Se esperaba que los acusados apelaran los veredictos del jueves, que fueron bien recibidos por los miembros del partido gobernante de Erdogan. “Vivimos la alegría de ver a los acusados, que ya han sido juzgados por la conciencia pública, recibir su castigo”, dijo la vicepresidenta del partido gobernante, Leyla Sahin Usta. “Este es el fin de la era de los golpes de estado en Turquía”, añadió.

En la noche del 15 de julio de 2016, algunos sectores del ejército habían dado un golpe de estado contra el gobierno de Erdogan. En Estambul y en la capital, Ankara, se produjeron enfrentamientos entre los golpistas y las fuerzas de seguridad leales al Estado.

Los golpistas utilizaron tanques y aviones de combate, incluso disparando a los civiles que se les oponían, tras una llamada de Erdogan. También dispararon contra el edificio del parlamento en Ankara. La base aérea de Akinci, cerca de la capital, era una base importante para los subversivos la noche del golpe. Más de 250 personas murieron y 2.000 resultaron heridas. La rebelión fue finalmente aplastada.

El juicio comenzó el 1 de agosto de 2017. Turquía culpa al ministro Fethullah Gülen, con sede en EE.UU., por el intento de golpe de estado. Gülen lo rechaza. El Ministro del Interior turco Süleyman Soylu dijo el jueves, según la agencia de noticias, que hasta la fecha 292.000 personas han sido detenidas en operaciones contra el movimiento Gülen y 96.000 han sido arrestadas. La búsqueda de los involucrados ha estado en curso desde 2016.

Antecedentes

El golpe de Estado en Turquía fracasó porque los rebeldes no pudieron apartar por completo a Erdogan, quien supo desafiar a sus oponentes en Estambul durante una rueda de prensa, calificando la revuelta como una traición. El pueblo salió a las calles en su defensa, confrontando a los rebeldes y asumiendo el control del aeropuerto de Ataturk.

Una falta de apoyo contundente por parte de las Fuerzas Armadas hizo que fracasara la rebelión, la cual se generó por las secuelas dejadas por la guerra en Siria. Erdogan ha impuesto el autoritarismo, respaldando a los islámicos en contra del mandatario Bashar Al Asad.

Artículos relacionados