Adiós, Tour 2018

Geraint Thomas, galés de 32 años ciclista del esquipo Sky, ganó con firmeza el Tour de France 2018, en su novena participación (debutó en 2007 y terminó en la casilla 140).

Los otros tres premios principales individuales fueron para Pierre Latour (mejor Joven), Julian Alaphilippe (premio de la Montaña) y Peter Sagan (vencedor por Puntos).

Un análisis instantáneo permite asegurar que Thomas se llevó el máximo trofeo porque no falló ningún día, en ninguna etapa, y porque ha sido el más fuerte de la competición. Varios de sus rivales, por no decir que todos, se cayeron o sufrieron desperfectos mecánicos (Nairo, Froome, Urán, Porte, Bardet, Dumoulin, Landa).

Además, sumó dos victorias de etapa en los Alpes y agregó otros cuatro ‘Top – 3’, que le permitieron ganar bonificaciones que a la postre fueron importantes.

De hecho, su mayor obstáculo fue la sombra de su compañero de equipo Christopher Froome, el jefe de la banda Sky.

Recordemos que el año pasado fue al revés, Thomas era el principal escudero de Froome, y tras una caída le tocó retirarse del Tour (repitiendo lo del Giro 2017).

Una protesta de campesinos paralizó momentáneamente la etapa 16 del Tour de Francia. Los gases lacrimógenos para contener el reclamo afectó a los ciclistas.

Campeón por puntos

A sus 28 años el eslovaco Peter Sagan se coronó campeón de la clasificación por puntos del Tour de Francia, igualando el récord de seis coronas en este apartado que ostenta el alemán Erik Zabel.

Este año Sagan ganó tres etapas, y sumó puntos en todas las jornadas planas, y llegó a 477 puntos, para hacerse inalcanzable y al igual que en 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016 ser el mejor de la clasificación por puntos.

La dictadura de Sky

En el Sky ya suman seis victorias en la general del Tour de Francia en las siete últimas ediciones, un registro que sólo el Renault había cosechado entre 1978 y 1984. También alcanzó 88 jornadas como líder, récord histórico de un conjunto en el Tour de Francia.

Sky tiene una nómina selecta de corredores que le permite su poderío económico. El presupuesto el equipo creado en 2010 -con los fondos aportados por la British Sky Broadcasting del magnate Rupert Murdoch-  supera los 30 millones de euros, casi el triple de la mayoría de escuadras de primer nivel.

En la breve historia del Sky ya han aparecido dos escándalos con sus corredores fetiche: Bradley Wiggins y Chris Froome, dos asmáticos que supuestamente han recurrido a productos no permitidos.

En su centro de Manchester se estudian y ensayan con materiales y técnicas novedosas. Ha implantado el uso de potenciómetros, máquinas de última generación y hábitos de comportamiento.

Expertos en preparación física se asombran con los resultados conseguidos y sospechan del uso de sustancias prohibidas.

La estrategia de Movistar generó un conflicto de intereses y, a veces, confundió la interpretación correcta de los papeles.​

Movistar la decepción

En contraposición, los analistas achacan la derrota del equipo Movistar (con Mikel Landa, Nairo Quintana y Alejandro Valverde en la pelea por el podio individual) a su estrategia de cabeza tripartita entre estos ciclistas.

ER

De prominente cardenal a depredador sexual

 

Artículos relacionados