Abusos que podrían dejar «cicatrices» en el ADN

Abusos podrían dejar «cicatrices» en el ADN

Científicos estadounidenses descubrieron que el abuso infantil puede tener un impacto mayor al trauma psicológico y que las cicatrices podrían transmitirse de una generación a otra a través del ADN.

El descubrimiento es producto de un nuevo estudio de la Universidad de Harvard en EEUU,  que afirma que los abusos pueden quedar grabados físicamente en el código genético de las víctimas, ya que «está asociado con la metilación del ADN», y podría tener «implicaciones para el desarrollo de la descendencia»

«Si piensas que los genes son como bombillas, la metilación del ADN es como un interruptor que controla la intensidad de cada luz, lo que a su vez puede influir en el funcionamiento de las células«, afirma Nicole Gladish, investigadora en el Departamento de Genética Médica de Harvard.

Explica que la metilación es un proceso en el que se agrega una estructura denominada grupo metilo a una cadena de ADN. Las marcas son definidas como «cicatrices moleculares».

En la investigación tomaron muestras de esperma de 34 hombres, 22 de los cuales habían sufrido abusos en su infancia y luego de analizar las muestras, encontraron diferencias entre los datos genéticos de los que no sufrieron abuso y los que no.

Efectos del trauma ‘se imprimieron’ en 12 regiones del ADN

El experimento arroja que los efectos del trauma ‘se imprimieron’ en 12 regiones del ADN de los hombres que sufrieron abuso emocional, físico o sexual. Incluso los investigadores pudieron determinar la edad en que se produjo el trauma.

Los resultados «nos acercan al menos un paso» hacia la solución del misterio de si el trauma puede transmitirse de una generación a otra, expresó Andrea Roberts, principal autora del estudio quien ve el trabajo como una «pequeña pieza en el enorme rompecabezas» del «trauma intergeneracional».

EC

Papa rezará por víctimas de sacerdotes pedófilos

 

Artículos relacionados