Brutal llamarada solar equivale a mil millones de bombas nucleares

Registrada el miércoles 6 de septiembre, la mayor llamarada solar que se ha dado en los últimos 12 años no representó ningún daño para la vida humana dentro de la Tierra, gracias a la protección de nuestra propia atmósfera y la lejanía de la estrella mayor. Este evento se trató además del octavo mayor de su especie desde que se realiza este tipo mediciones, a partir del año 1996.

Según investigadores de la Universidad de Sheffield, en Inglaterra, han explicado que la energía liberada por un fenómeno como este puede compararse con la de mil millones de bombas de hidrógeno.

Aunque la distancia y la presencia de nuestra atmósfera protegen a la humanidad ante tal potencia, estas llamaradas sí tienen la capacidad de afectar los sistemas de satélites que orbitan el planeta, así como los sistemas de geolocalización.

JI

El eclipse solar observado desde Venezuela

Artículos relacionados