Vista del mar en Scheveningen y Congregación regresan a casa

Vista del mar en Scheveningen y Congregación regresan a casa

Las obras ‘Vista del mar en Scheveningen’ (1882) y ‘Congregación saliendo de la iglesia reformada en Nuenen” (1884) forman parte de una etapa crucial para el desarrollo como pintor del maestro posimpresionista Van Gogh.

“Han vuelto (…) Nunca pensé que podría decir estas palabras”, dijo el director del Museo Van Gogh, Axel Rüger antes de que las pinturas se mostrasen públicamente. Cada cuadro fue valorado en unos 53,97 millones de dólares hace seis meses, cuando la policía italiana los recuperó.

Las obras fueron descubiertas en el corazón de Italia en septiembre, detrás de un muro falso en una villa que los fiscales dijeron que pertenecía a Raffaele Imperiale, a quien se acusa de dirigir una red internacional de tráfico de cocaína.

La obra de la vista marítima, que muestra un velero solitario mecido por las olas instantes después de partir bajo un sombrío cielo holandés, es importante para el museo porque se trata del único cuadro del período del pintor en La Haya, donde estudió.

El otro lienzo muestra una iglesia de la provincia sureña de Brabante Septentrional, en la que el padre de Van Gogh fue pastor. Tras la muerte de su padre, Van Gogh añadió a la imagen figuras vestidas de negro, de luto, en homenaje a su difunto progenitor.

Los investigadores italianos creen que Imperiale vive en Dubái y dirige un negocio de construcción allí. El arresto en enero de 11 miembros de su supuesta red de tráfico, llevó a los investigadores hasta las obras.

Las dos pinturas desaparecieron en 2002, cuando los ladrones accedieron con una escalera al techo del museo y se adentraron en el edificio, en un robo que apenas duró cuatro minutos. Lograron escapar descendiendo a través de una cuerda.

Con información de HispanTV

BD

Artículos relacionados