Tragicomedia en el Baloncesto Venezolano

Tragicomedia en el Baloncesto Venezolano

Cuando todo estaba listo para que se disputará el 7mo y decisivo juego de la Gran Final en la Liga Profesional de Baloncesto (LPB) entre Guaros de Lara y Trotamundos de Carabobo, ocurrió lo impensable.

No se disputó el 7mo juego de la Final

La directiva del “Expreso Azúl”, después de una reunión con el presidente de la LPB, desvió la dirección del autobús y en vez de movilizar a sus jugadores al Domo Bolivariano de la ciudad de Barquisimeto, los devolvieron hasta Valencia.

¿Qué pasó? Vamos a contar está triste historia por partes:

Escena I:
Luego de una remontada histórica por parte de Trotamundos de Carabobo en el Fórum de Valencia, perdían por 19 puntos a falta de 6 minutos para la culminación del juego, se produjo un altercado entre “aficionados” del equipo local y familiares de los jugadores de Guaros de Lara.
En el hecho, fue agredida la esposa de Gregory Vargas (Guaros). El jugador subió hasta las tribunas y defendió a su pareja quién tenía a su bebé de un año en los brazos.
Trotamundos domina la Final 2-1

Así quedó el Fórum luego de 3er juego

Escena II:
Luego de los hechos ocurridos en el Juego 3 de la Final, la Comisión Técnica de la Liga Profesional de Baloncesto procedió a establecer sanciones a quienes consideraron responsables.
Las sanciones fueron las siguientes:
6 juegos de suspensión para Gregory Vargas.
Una multa en Bolívares, por determinar, a Trotamundos de Carabobo por fallas en la seguridad del evento.
Guaros iguala la Final 2-2

Escena III:
Guaros de Lara considera excesiva la sanción contra un jugador tan importante como Vargas y procede a la respectiva apelación. La cual fue rechazada.
Trotamundos domina la Final 3-2 (a un juego del título)

Escena IV:
El Juzgado Superior en lo civil, contencioso y administrativo otorgó una medida cautelar a Gregory Vargas para poder jugar, la Comisión Técnica de la LPB acata la decisión y el piloto de la selección nacional de Venezuela es inscrito para el sexto juego en Barquisimeto.
Guaros iguala la Final 3-3.

Escena V:
Trotamundos pone el juego bajo protesta alegando que Vargas está suspendido y la justicia ordinaria no debe intervenir en eventos deportivos. Sus representantes se reunen con el presidente de la Liga y deciden no jugar el 7mo (y último) encuentro.

Después de jugar en España, Vargas refuerza a Guaros

La escena final de esta novela está por definirse, lo cierto es que la Comisión Técnica dejó en manos de la Junta Directiva de la LPB la decisión. Y puede haber un campeón sin jugar:

-De prosperar el reclamo de Trotamundos, el juego 6 sería confiscado y se declararía campeón al Expreso Azúl.

-De no prosperar el reclamo, Guaros sería el campeón por forfeit (abandono) de Trotamundos por no presentarse al juego 7.

Ésta es la tragicomedia del baloncesto venezolano… no sabemos si reír o llorar.

Artículos relacionados