Todo lo que hay que saber sobre personal branding

Se trata de crear una marca personal que impacte y posicione, siendo además la carta de presentación para muchos negocios. Sin duda, es una parte de marketing muy importante que hay que saber elaborarla, cuidarla y actualizarla, con el fin de conseguir siempre los mejores resultados.

Aunque muchos piensen lo contrario, contar con una buena marca personal puede llegar a ser una fuente total de ingresos, puesto que la marca va a ayudar a venderse mejor y precisamente por este motivo, son muchas las empresas que incluyen este paso en su estrategia de marketing. Hay que decir que la marca personal no se puede crear así como así, para que sea efectiva y se puedan alcanzar las metas propuestas, es esencial llevar a cabo una serie de pasos y, sobre todo, tener en cuenta aspectos clave con las mejores garantías. Es aquí donde surge el concepto de branding personal, algo fundamental de aquí en adelante.

¿En qué consiste el branding personal?

Cuando se habla de personal branding se está haciendo referencia a un concepto a través del cual, la empresa comienza a crear su marca personal con el fin de diferenciarse de los demás y dejar huella. Se puede decir que el branding personal es el proceso en el que se crea esta marca, por supuesto, dando los pasos que se necesitan para ello y sabiendo gestionar todos los elementos clave que deben aparecer en la construcción de dicha marca.

Lo cierto es que la creación de una marca personal es una apuesta segura, sabiendo que puede ayudar bastante a mejorar la imagen de un negocio, así como en otros aspectos esenciales. De esta manera, se puede decir que esta marca da un impulso al negocio, haciendo que se conozca más la entidad dentro del sector en el que se desarrolla la actividad.

También hay que decir que una marca personal ayuda a tener mayor reconocimiento en el sector y claro está, es un elemento muy importante para poder conseguir un mayor número de clientes. En definitiva, la marca personal hace que el negocio se haga visible de manera global y que la información que se vaya añadiendo del mismo, cada vez sea más conocida por todos.

Tres elementos muy importantes

A la hora de crear la marca personal, son tres los elementos clave que se deben tener siempre en mente. En este sentido, hay que hablar de lo que se dice, lo que se hace y la actitud.

Con respecto al primer elemento, es importante mencionar que la base va a ser el discurso que se dé tanto en los medios tradicionales offline como en los modernos online. Es decir, las publicaciones que se hacen y principalmente, qué se dice en ellas, sabiendo que a día de hoy existen numerosos formatos en los que poder publicar, como texto, vídeo o audio. 

En este sentido, es importante tener muy en cuenta la presencia en las redes sociales, sabiendo que, a día de hoy, son de los mayores portales publicitarios y promocionales que se pueden tener sobre la marca personal.

Por otro lado, también hay que tener presente lo que se hace. Un elemento similar al anterior, pero en donde cobran protagonismo las acciones y actos que se hagan, y no tanto las palabras. Aquí los gestos son fundamentales, otorgándoles bastante peso. Por supuesto, deberán ir en consonancia con lo que se publica.

Finalmente, con respecto a la actitud, hay que hablar más bien de cómo se dicen y hacen las cosas.

Trucos para mejorar la marca personal

A día de hoy, son muchas las acciones que se pueden llevar a cabo para mejorar la marca personal fácilmente. Entre otras, los expertos en el sector recomiendan que se elija un nombre atractivo, al igual que se debe comprar un dominio personalizado. También es esencial que se hagan publicaciones de manera periódica y que se utilice el tono correcto a la hora de comunicar algo.

Por último, es recomendable que se defina adecuadamente una estrategia de posicionamiento SEO, incluyendo contenido propio de calidad e interesante para los destinatarios. Una vez que se tenga todo esto, está muy bien que se tenga un blog personal y que este, se pueda enlazar con las redes sociales más habituales que se utilicen.

Artículos relacionados