La furia de la naturaleza golpea nuevamente a Puerto Rico

Puerto Rico revivió este lunes una de sus pesadillas. Y es que la naturaleza no da tregua a este golpeado territorio que deberá levantarse nuevamente luego de que un sismo de magnitud 5,8 causara importantes destrozos en la región.

Hasta el momento, las autoridades han asegurado que no hay víctimas mortales ni heridos. El parte oficial detalla que las estructuras ubicadas al sur de la Isla fueron las que sufrieron daños importantes. Igualmente, revela que cientos de viviendas quedaron sin servicio de electricidad luego del sismo.

El epicentro del movimiento telúrico se registró frente a las costas de Guánica y Guayanilla y, aunque se reportaron varios eventos, el principal se sintió a las 6:32 de la mañana, de acuerdo con lo informado por la Red Sísmica de Puerto Rico.

“Este evento viene asociado con la actividad que hemos tenido en la semana anterior, empezando el 28 de diciembre”, declaró el director de la Red Sísmica, Víctor Huérfano, quien además recalcó que el sismo no provocó alerta de tsunami para la zona.

Varias horas luego de sentirse el primer evento, las autoridades reportaron un nuevo sismo de magnitud 5,1, cuyo epicentro se localizó a 9 kilómetros al sur de Tallaboa, localidad situada en el municipio de Peñuelas.

ARG/VTActual.com

Ola de Calor en Puerto Rico

Artículos relacionados