Siria desarrolla nueva arma antidrones

La Fuerza de Defensa Nacional de Siria está desarrollando una nueva arma para contrarrestar los ataques lanzados por los aviones no tripulados de los grupos armados terroristas.

Se trata de un cañón electrónico que se coloca en el maletero de un automóvil, desde donde ataca el dron del atacante, según explicaron ayer fuentes rusas citadas por el diario Vestnik.

El dispositivo de selección de objetivo que permite apuntar el arma hacia su blanco está fabricado en Bielorrusia, según el rotativo.

El Ejército sirio está probando ya el cañón en el norte de la provincia de Hama, en el oeste del país.

Gracias a la utilidad del arma, Damasco decidió producir un gran número de dispositivo antiaéreo electrónico.

El invento surge como contramedida al uso por parte de EIIL (Daesh, en árabe), que, en vista a la pérdida de terreno en Siria e Irak, está haciendo uso extensivo de drones para vigilar, espiar y lanzar ataques contra las fuerzas de seguridad de ambos países.

Aunque se han observado ataques de este tipo en Siria, es en la ciudad iraquí de Mosul donde más se han usado pequeños drones cargados con explosivos estallarlos en puntos controlados por las fuerzas armadas. También es donde más se han encontrado talleres para su fabricación.

Un informe del grupo británico de Investigación de Conflictos Armados (CAR, por sus siglas en inglés) recogido este miércoles por la cadena saudí de televisión Al-Arabiya indica que los terroristas de Daesh han desarrollado un dispositivo explosivo improvisado que se puede lanzar tanto desde rifles como desde un dron.

La banda takfirí está “promoviendo el desarrollo de armas de marca propia” para proveer a sus miembros de armas de difícil obtención, según el informe, publicado tras visitas del grupo CAR a Mosul en los pasados meses de noviembre, febrero y marzo. ¿La pregunta es quién les suministra todas estas armas y tecnologías?

Con información de HispanTV

JA

Artículos relacionados