InicioActualidadTras la ola de calor en España se activan los qanats persas

Tras la ola de calor en España se activan los qanats persas

Ingenieros de la Universidad de Sevilla han llegado a la conclusión de que la remodelación de los qanats persas -con energía renovable- sería una de las muchas soluciones viables para combatir la ola de calor en España.

Tecnología iraní

 

Utilizando sistemas de tecnología iraní que fueron creados por los persas hace más de mil años, España pretende aliviar el calor mediante la réplica de la antigua tecnología de los qanats -un acueducto subterráneo entre dos pozos- gracias a los ingenieros que han ideado una forma de hacerlo en los esfuerzos por bajar las temperaturas medias en medio de una abrasadora ola de calor.

 

En que consisten los qanats persas

 

El mecanismo, que resulta ser también Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, consiste en construir canales subterráneos que transportan agua a través de vastas zonas que necesitan refrigeración.

 

Los pozos verticales perforados a lo largo del canal llevan el aire subterráneo a la superficie, lo que reduce las temperaturas en la superficie.

 

Bloomberg informó de que el nuevo sistema sustituirá a un antiguo qanat que se utilizó por primera vez en 1992, en la Sevilla moderna, como parte de un experimento. Esto ayudó a bajar las temperaturas en 3°C.

Sevilla siempre caliente

 

Los ingenieros de la Universidad de Sevilla han innovado la antigua tecnología de forma que el armazón funcione con energía sostenible.

 

«Nuestra responsabilidad es tomar medidas para evitar un escenario en el que esta ciudad sea invivible», dijo el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz. «Tenemos que desarrollar medidas para mitigar los efectos del cambio climático».

 

Sevilla, durante mucho tiempo, ha lidiado con el clima cálido. Imágenes que se remontan a la década de 1940 muestran calles cubiertas con grandes marquesinas y toldos para proteger a la gente de la luz solar directa, manteniendo frescas las zonas populares de la ciudad durante el verano. 

 

Recientemente, estos sistemas se ampliaron; ahora las paradas de taxi, los parques infantiles públicos, las entradas de los hospitales y las escuelas disfrutan de la sombra.

 

Árboles como opción en combinación con los qanats persas 

«Lo llamamos política de sombra», dijo Muñoz. «Es una de las muchas cosas que tenemos que hacer si queremos poder utilizar las calles, desde los niños que juegan hasta la gente que quiere hacer sus compras o simplemente sentarse fuera y hablar».

 

La ciudad también está instalando fuentes, plantando 5.000 árboles al año y utilizando materiales de construcción que reflejen el calor: el calor extremo exige medidas extremas.

 

Unos 37.000 de un total de 120.000 qanats funcionales en Irán, tanto en las regiones áridas como en las semiáridas del país.

 

Hay 11 qanats inscritos en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, con el título de «Qanat persa». Estos mecanismos constituyen un testimonio del arte, la tradición, la cultura y la creatividad de la civilización.

LEE Más

spot_img