¿Pueden las llamas salvarnos del COVID-19?

¿Pueden las llamas salvarnos del COVID-19?

Los anticuerpos de LLama podrían desempeñar pronto un papel en la lucha contra la pandemia mundial de Covid-19 si los ensayos clínicos realizados por una empresa biomédica belga están a la altura de sus promesas.

Los resultados de una nueva investigación indican que los anticuerpos de llama podrían desempeñar pronto un papel en la lucha contra el Coronavirus.

El Centro Belga de Biotecnología Médica VIB-UGent está llevando a cabo ensayos clínicos. Basándose en los resultados de estos ensayos, los investigadores afirman que los anticuerpos del mamífero han atenuado la virulencia de las infecciones por coronavirus, incluidas las variantes.

La nueva tecnología supone un “cambio de juego”, dijo el director médico de la empresa derivada de VIB-UGent, ExeVir, Dominique Tersago, y explicó que puede complementar, más que sustituir, las vacunas, protegiendo a las personas con sistemas inmunitarios más débiles y tratando a los infectados en el hospital.

¿Por qué las llamas pueden combatir el COVID?

Las pruebas indicaron que los pequeños anticuerpos de llama pueden unirse a una parte específica de la espiga de la proteína del virus, y “por el momento, no estamos viendo mutaciones de una alta frecuencia en ningún lugar cerca de donde está el sitio de unión”, dijo Tersago.

Los anticuerpos también mostraron una “fuerte actividad de neutralización” contra la variante delta altamente infecciosa, añadió.

Probando los anticuerpos de la llama

Para obtener resultados efectivos, los investigadores pretenden realizar ensayos clínicos en voluntarios sanos junto con los de pacientes hospitalizados.

Ventajas de los anticuerpos de la llama
Las investigaciones indican que las llamas producen versiones de los anticuerpos convencionales que son más pequeñas, más estables, más fáciles de reproducir y más versátiles que las de otros mamíferos, afirma el jefe del grupo VIB-UGent, Xavier Saelens.

“Su pequeño tamaño… les permite alcanzar objetivos, llegar a partes del virus a las que es difícil acceder con los anticuerpos convencionales”, dijo.

Mientras tanto, Winter, la llama sometida a las pruebas, cuyos anticuerpos pueden reproducirse ahora en el laboratorio, disfruta de su retiro en un parque de animales privado de Genk (Bélgica).

 

Artículos relacionados