PRONTO: Elecciones a la SICILIANA

El próximo 5 de noviembre se celebrarán en Sicilia unas elecciones autonómicas en las que, según los últimos sondeos, se disputarán la victoria los conservadores reunidos de nuevo en torno a Silvio Berlusconi y el Movimiento 5 Estrellas (M5S) de los indignados, fundado por el cómico Beppe Grillo. El centroizquierda y la izquierda, que se presentan divididos, obtendrían juntos menos del 30% de los consensos.

La isla fue pretendida en el pasado por Francia Gran Bretaña, y al final de la segunda guerra mundial (1945), después de que la mafia de Cosa Nostra colaborara con los aliados para el desembarco desde África, el Estado italiano estuvo a punto de concederle la independencia. Sin embargo, se decidió otorgarle la máxima autonomía posible, que obtuvo antes incluso de que se aprobase la Constitución italiana (1948).

Sicilia se autoadministra actualmente de forma total, recaudando todo tipo de impuestos y entregando al Estado central, de acuerdo con su estatuto, el 30% de los ingresos. A pesar de ello, numerosos analistas consideran la isla como “la autonomía fracasada”, ya que ha conllevado un enfermizo desarrollo de la Administración regional -entre 35.000 y 40.000 empleados- por efecto del clientelismo practicado por los políticos locales.

Sondeos ajustados

De acuerdo con el último sondeo de la sociedad Demos & Pi, el conservador Nello Musumeci conseguiría el 35,5% de los votos, mientras que Giancarlo Cancelleri, del M5S, apoyado por las nuevas generaciones de votantes, alcanzaría el 33,2%. Fabrizio Micari, rector de la universidad de Palermo y esponsorizado por el Partido Demócrata (PD), la centrista Alianza Popular (AP) y una lista independiente (Sicilia Futura), obtendría el 15,7%, y Claudio Fava, de la extrema izquierda (Centopassi per la Sicilia), el 13,8%.

De cara a las generales de la primavera del 2018 se disputarán la victoria el centroizquierda (PD) y los ‘grillitos’ del M5S, según indican todos los sondeos. Sin embargo, falta por despejar la incógnita de los conservadores, que por el momento no han formado todavía una coalición en torno a Silvio Berlusconi -la experimentarán en el voto siciliano-, ya que sus posibles aliados piden que, antes, se celebren unas elecciones primarias para elegir al líder. Aparte, existe la cuestión no resuelta sobre la candidatura de Berlusconi, quien por una condena definitiva por estafa fiscal no puede volver a la política hasta mediados del año que viene.

El caso está impugnado ante el tribunal europeo de Estrasburgo, que dirimirá la cuestión ya pasadas las elecciones generales. Berlusconi ha manifestado su voluntad de presentarse contra viento y marea e incluso ha vislumbrado la posibilidad de hacerlo “bajo la condición” de que los tribunales le reintegren.

Artículos relacionados