#VTentrevista Édgar Siu: de hostelero a profesor virtual gracias al Coronavirus

La mañana de un lunes, hace dos semanas, Édgar se apostó en las afueras del Centro Comunal  Manuelita Sáenz, de Chacaíto, en Caracas, con un cartel hecho a mano sobre un cartón colgado en su cuello, ofreciendo los servicios para dar clases de matemáticas. En la tarde los mensajes casi colapsan su WhatsApp.

Fue, quizás, gracias a su arrojo o al sino venturoso del destino, pues lo que menos se imaginó, cuando decidió tomar las calles para “vender” sus conocimientos en vista de la falta de recursos económicos, fue que la acogida sería tan rotunda e inmediata.

El humilde cartel que le dio la vuelta al mundo gracias a las redes sociales

Lo llamaron padres, madres y representantes urgidos de ayuda para sus hijos en medio del exilio de las tareas en casa, tanto de bachillerato como del nivel universitario. Pero lo que no sospechó, y lo cuenta entre risas de muchacho asustado, es que recibiría llamadas desde México, Colombia, Chile, Argentina, España, Honduras, Nicaragua, Estados Unidos y hasta Kuwait, de gente que le pedía auxilio, o simplemente lo contactaban para felicitarlo por su perseverancia.

Todo lo decidió la suerte, se atreve a especular, cuando tres o cuatro personas que lo vieron sujetarse el cartel al cuello decidieron hacerle fotografías desde sus celulares y publicarlas a través de distintas redes sociales, recibiendo la respuesta inmediata de la globalización digital.

Édgar Siu es un joven guaireño, soltero, con cinco años de residencia en Caracas donde cursa octavo semestre de matemáticas de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador.

Salió ese día y no le hizo falta salir más, porque se saturó de alumnos y alumnas. Descartó a algunos porque no cabían en su apretada agenda, a otros los dejó para después, y así recibió el maná de la fortuna (en bolívares y dólares) que le vale para cancelar el alquiler de una habitación en Sábana Grande y proveerse de alimentos, mientras se amplía la flexibilización de la cuarentena y puede retomar su vida laboral.

Por lo general ofrece clases digitales por Skype o WhatsApp, pero si el interesado vive en el municipio Chacao, o sus alrededores, él se acerca para suministrar sus conocimientos de manera presencial.

Las matemáticas de la necesidad

Álgebra I y II, cálculo diferencial, cálculo integral, cálculo vectorial, Estadística I y II, Geometría I, II y III, Geometría espacial, Análisis numérico, Análisis de variables complejas, entre otros, son algunas de las especialidades que maneja el joven hostelero devenido en profesor.

“Yo salí por necesidad, no tenía casi dinero y dije: bueno, vamos a intentar con esto a ver; quizás consiga tres personitas o cuatro, y resulta que no me imaginé que me iban a llamar tantos. Esa tarde ya estaba aboyado, entre llamadas, mensajes y todo”, nos cuenta.

Trabaja en el restaurante Olio del hotel Altamira Village, en Chacao, actualmente en suspenso debido a la condición de cuarentena social decretada para combatir al Coronavirus, pero que se ha mantenido cancelando su sueldo mensual, lo cual no alcanza para casi nada.

Como aún no puede regresar a su antiguo empleo, se defiende con los números

Asumió los retos de la nueva circunstancia con actitud: por su saber, hasta 1 hora y media, cobra 5 dólares al nivel de bachillerato, y 8 dólares el universitario. Sus tarifas para el exterior van de 10 a 15 dólares por hasta hora y media, e incluye guía de ejercicios y revisión y observaciones sin costo adicional.

Con su creatividad y atrevimiento, Édgar es la expresión de un país que se resiste a hundirse en la desesperación y no se rinde ni se detiene frente a las exigencias de los nuevos tiempos. Un signo distintivo de la venezolanidad.

Algunos usuarios de la red social Twitter, elogiaron su digno esfuerzo:

@ForemanVEN1, uno de los que compartió la imagen, escribió: “Les comento que cuando vi el aviso, lo leí recordando algunas que estudié, le dije ‘Mi hermano usted es un Dios para mí’ y luego la foto para compartir con ustedes…”.

@knuto33: “Esta es la gente que necesita este país para salir adelante, esos que salen a hacer lo que sea para salir adelante, no esos parásitos que quiere que todo se lo den”.

@joaarreaza: “Este hombre debería ser el presidente de Venezuela”.

@ymeira: “Veo esto, duele y pienso en mí hija. Ella está en el décimo semestre de Educación Mención Matemáticas y Física. Antes de la cuarentena, daba clases particulares y tareas dirigidas. Ahorita está en el proceso de la tesis y sigue dando clases particulares. Siempre dice: Hay que seguir”.

@rafescal: “¡Mi reconocimiento y mi aplauso para este colega que sale a las calles de Caracas a ganarse el pan con el sudor de su intelecto!”.

@madayair: “Qué duro ver esto, pero qué valiente entre tantas cosas feas y el riesgo que corre, pero busca oportunidades de cualquier forma, de admiración”.

 

Marlon Zambrano/VTactual.com

España devastada por el coronavirus incrementa las cifras fatales

Artículos relacionados