“El otro” Mundial: Barras bravas latinas, hooligans europeos y terrorismo yihadista

El Mundial de Fútbol Rusia 2018 promete ser un espectáculo deportivo de primer nivel, dentro de las canchas.

“Barras bravas sudamericanos, hooligans europeos, feroces rusos locales y grupos terroristas, harán de este mundial el más violento de la historia”, adelantó Pablo Carrozza, un periodista argentino, experto en el tema.

Fuera de los estadios, la próxima gala deportiva podría convertirse en una verdadera guerra.

Las últimas semanas, los hooligans rusos han amenazado a sus similares ingleses si viajan para apoyar a su selección. Ya hubo un violento antecedente en 2016 en Marsella, durante la Eurocopa.

“Los combates están en nuestra sangre, este junio haremos más cosas que animar. Será mejor que vayan al gimnasio y se preparen de alguna manera«, dijo uno de los líderes de las agrupaciones de apoyo locales.

El Comité Organizador del Mundial aseguró que la seguridad involucra a todas las instituciones encargadas de mantener la Ley en Rusia y también recibe apoyo de las fuerzas de seguridad de otros países.

Desde Inglaterra las autoridades advierten que debido al aumento de las tensiones políticas entre el Reino Unido y Rusia, “los viajeros deben tener en cuenta la posibilidad de que exista un sentimiento anti-británico”.

La delegación de ultras rusos estuvo en Buenos Aires en enero para reunirse con las “barras bravas” y pactar una agresiva alianza contra los ingleses.

Los posibles enfrentamientos de los hinchas deportivos se suman a las amenazas terroristas que los yihadistas han levantado por la participación de Rusia en el conflicto de Siria.

Ya hubo un atentado con bomba en el metro de San Petersburgo, una de las ciudades sede, que provocó 16 muertos, en abril de 2017.

Fuertes amenazas rodean al máximo encuentro futbolístico del mundo

Máximo control contra todo tipo de violencia

Sin embargo, ya el presidente ruso Vladimir Putin ordenó a la policía a hacer lo máximo para garantizar la seguridad, aludiendo a una cuestión «de imagen» para el país.

«Debemos hacerlo de modo que su organización esté al más alto nivel y ante todo asegurar la máxima seguridad de los deportistas y de los aficionados», indicó Putin.

El gobierno ruso ha denunciado a diversos medios, entre ellos la BBC, de querer provocar miedo a los turistas deportivos que desean viajar a Rusia para disfrutar del mundial.

Rusia destaca por la seguridad en sus eventos deportivos. En un derbi moscovita, las autoridades pueden llegar a destinar hasta 10.000 agentes en la calle para controlar a los violentos. Durante los meses de junio y julio, el dispositivo deberá ser mucho mayor.

Durante las pruebas del sistema de reconocimiento facial en el metro de Moscú el sistema ayudó a identificar y detener a 42 personas que se encontraban en las listas federales de personas buscadas.

ER

Artículos relacionados