Mujeres polacas no renuncian a su derechos

Exigir a la legislación nuevas normas que permitan el aborto por distintas causas, ha sido la demanda con la que las mujeres polacas han salido a las calles para rechazar el proyecto de ley que prohíbe la interrupción del embarazo en caso de anormalidad irreversible del feto.

Bajo el grito de “Las mujeres polacas no están solas”, las activistas aseguran que de aprobarse esta medida pasarán a “una posición más marginada de la que nos encontramos, cuyos derechos no están protegidos y amenazadas por los legisladores”.

El temor y principal demanda de este grupo de manifestantes es que una restricción más estricta significaría un aumento de los abortos ilegales, así como de los riesgos para la salud y la vida de las mujeres.

Miles de mujeres seguirán en las calles para evitar la aprobación de este proyecto de ley.

La Presidenta del consejo de las mujeres belgas Sylvie Lausberg, insistió que “hay que trabajar para que los eurodiputados incluyan en sus programas la defensa de los derechos sexuales y reproductivos, la defensa de los derechos de las mujeres, incluido el derecho a la interrupción del embarazo».

Polonia tiene una de las leyes de aborto más estrictas de toda Europa, en la que se prohíbe la interrupción del embrazo con complicaciones o trastornos congénitos, incluido el síndrome de Down.

MP

Artículos relacionados