Menos diesel y más aire limpio por favor

Menos diesel y más aire limpio por favor

Hamburgo es la primera ciudad alemana en aplicar la prohibición de circulación a vehículos diesel más antiguos, después de que el Tribunal Administrativo Federal dictaminó que los ayuntamientos tienen derecho a esta prohibición para cooperar en el objetivo de emisiones fijados por la legislación.

Según los datos de la Oficina Federal de Medio Ambiente, cerca de 70 ciudades alemanas registran niveles de óxidos de nitrógeno (NOx) superiores al límite fijado en Europa.

Los fabricantes de automóviles se enfrentan ahora a la disyuntiva entre serias inversiones en el diesel o prescindir de un tipo de motor claramente a la baja en el mercado.

Mercedes acaba de anunciar un programa de 3.000 millones de euros para desarrollar los nuevos propulsores que consiguen unas emisiones medias de óxido de nitrógeno mientras que Toyota anunció en el salón de Ginebra que dejará de vender vehículos diesel en Europa a finales de 2018.

diesel
Comenzará a regir un sistema de placas de color rojo, amarillo o verde que corresponden a cada tipo de vehículo por su nivel de contaminación y que determinará quién puede acceder o no al centro de las ciudades.

Las primeras consecuencias económicas se apreciaron inmediatamente en la bolsa de valores, concretamente en la cotización de acciones del sector, como las de Volkswagen o BMW, que perdieron en pocos minutos 1,8% y 1,4%, respectivamente, y no han logrado todavía recuperar los niveles anteriores.

La nueva prohibición ha generado además un mercado de segunda mano con destino principalmente a los países del Este, y proliferan los compradores rumanos, polacos, checos y búlgaros.

Otras capitales como París, Madrid y Atenas estudian prohibiciones similares en sus centros urbanos para 2025 y Roma en 2024.

ER

Artículos relacionados