InicioECONOMÍA Y FINANZASLos pro y los contra de la reconversión monetaria en Venezuela

Los pro y los contra de la reconversión monetaria en Venezuela

El 4 de junio Venezuela asistirá a una nueva reconversión monetaria, la segunda en 10 años desde que en 2008 el entonces presidente Chávez rebajó tres ceros a la moneda para crear el llamado “Bolívar Fuerte”. En medio de un férreo bloqueo financiero, una crisis económica que ha llegado a niveles de hiperinflación, la escasez de efectivo  y su venta ilegal en la frontera con Colombia, el presidente Nicolás Maduro emprende esta reconversión que nuevamente elimina tres ceros a la moneda venezolana, y le ha llamado el “Bolívar Soberano”.

A todo ello se suma el deficiente funcionamiento de las plataformas digitales de la banca pública, que no ha podido resolver diferentes problemas en sus sistemas electrónicos para cubrir la demanda nacional. El economista y ex ministro de Finanzas, Luis Salas, opina que la reconversión monetaria es uno de los tantos factores que ha acelerado la hiperinflación. “Al anunciarse la reducción de las tres cifras, los productores y comerciantes buscarían colocar sus precios por encima del millón a efectos  de quedar mejor al momento de la reconversión”, opina Salas.

“La reconversión era necesaria pero insuficiente. Advertimos que de no acompañarse de otras medidas de estabilización de precios y cambiarias, se corre el riesgo de quedar inútil antes que termine este mismo 2018, pues el ritmo de aumento de precios nos traerá de nuevo los tres ceros suprimidos a las magnitudes monetarias actuales”. Luis Salas, ex ministro de Finanzas.

El papel del Banco Central de Venezuela

El Banco Central de Venezuela (BCV), como casa rectora del proceso de reconversión monetaria, publicó el cronograma que normará el proceso, en el mismo se detalla que su implementación no sólo elimina los tres ceros a la moneda, sino que también estima una modificación total en “todo lo que se exprese en bolívares”. Luis Salas dice que “lo primero que debe hacer el BCV para aportar a la superación de la crisis que vivimos es abandonar su papel pasivo. Si DolarToday  (página que anuncia un dólar paralelo) en su momento se impuso como marcador de precios fue porque el BCV así lo permitió por omisión”.

Para Salas el papel del BCV debe ser “activo, que defienda la moneda y ejerza la autoridad en materia cambiaria, monetaria y de precios, como es su deber constitucional”.

Reconversión y control de cambio

El gobierno de Nicolás Maduro ha recibido una ola de críticas desde sectores adversos y desde su misma acera por esta reconversión monetaria y la forma en que se ejecuta. Una economía marcada por más de una década de control cambiario y con una inflación inducida, no parece recibir de la mejor manera un proceso de reconversión. Para la economista y profesora universitaria Pascualina Curcio, el control cambiario no es el problema, por el contrario opina que “ las medidas deben orientarse a hacer que los controles funcionen más efectivamente… evitar la sobrefacturación en las importaciones, mecanismo por excelencia que han utilizado los grandes capitales para apropiarse de los ingresos petroleros”.

“Eliminar el control cambiario sería una medida contraproducente, no solo no resolvería el problema del DolarToday y por lo tanto el de la inflación, sino que además acabaría con las reservas internacionales existentes y por ingresar.» Pascualina Curcio

Su colega Luis Salas dice que “un control cambiario en sí mismo no afecta negativamente a la reconversión. Más bien la ayudaría ya que brinda estabilidad en el tipo de cambio, como ocurrió entre 2013 y 2012”. Sin embargo, estima que tanto el control cambiario, como el del sistema de precios se ha venido desmantelando por la vía de hecho. “Dicha estabilidad no existe”, sentenció.

Bolívar Soberano en Cúcuta

El gobierno venezolano no ha podido frenar la venta ilegal de su moneda hacia territorio colombiano, y de allí a otros países. En un intento por darle valor al bolívar, salieron a la luz nuevos billetes que en principio intentarían acabar con el problema del efectivo que circulaba hacia la frontera. Bajo esta óptica, Luis Salas reflexiona que “si no se solventa ese problema, pasará exactamente lo mismo que pasó con los billetes del Bolívar Fuerte y con los del nuevo cono: los veremos en Cúcuta”.

El gobierno colombiano no ha hecho ningún esfuerzo por evitar que se venda la moneda venezolana libremente en sus calles

La profesora Pascualina Curcio dice que “es imprescindible y estratégico evitar que terceros marquen un supuesto valor del bolívar. La tarea (del gobierno) es destruir la principal y más poderosa arma de la guerra económica: el ataque a la moneda”.

No obstante, preocupa que el lanzamiento de esta reconversión, venga sin el anuncio de protección y defensa para que los nuevos billetes no corran la misma suerte que sus ancestros.

Soluciones

Para los estudiosos de la economía venezolana, este proceso de reconversión monetaria debe garantizar que el total de las piezas (billetes y monedas), se encuentre en el país para el próximo 4 de junio y en manos del sistema bancario. En caso contrario “la credibilidad del gobierno en materia económica quedaría una vez más comprometida”, opina Salas.

Ni Salas, ni Curcio ven como una solución apostar por modelos que pongan en manos del empresariado privado la solución de estos problemas económicos. Por el contrario, ven con preocupación lo que pasa en Brasil o Argentina, que han vuelto a postrarse frente al Fondo Monetario Internacional. “No nos hace falta más “pragmatismo”: creo que en buena medida estamos como estamos porque, precisamente, a los ataques que sufre el país y la población en materia económica se le ha enfrentado pragmáticamente”, opina Salas.

 

RB

LEE Más

spot_img