InicioCULTURA Y ENTRETENIMIENTOLo esencial es invisible a los ojos: El Principito, 74 años de...

Lo esencial es invisible a los ojos: El Principito, 74 años de magia

 

Considerada la obra francesa más leída de todos lo tiempos, El principito es un relato que nos lleva a sentir cómo la realidad se va convirtiendo en una explosión de imaginación. Su autor fue Antoine de Saint-Exupéry, un arriesgado piloto de avión que tomó como fuente de inspiración inicial para su obra un accidente aéreo que vivió en el desierto cuando disputaba una competencia aérea de velocidad sobre los interminables bancos de arena del Sahara.

El escritor francés ante su aeronave. Su máxima pasión además de la escritura fue la de volar

Exupéry estuvo a punto de morir de deshidratación junto a su copiloto y ambos fueron rescatados por un beduino que les salvó en plena soledad del desierto. Las anotaciones que realizó en este percance sirvieron como base para crear una de las obras más importantes de la literatura moderna.

El libro fue presentado el 6 abril de 1943, bajo el sello editorial estadounidense Reynal & Hitchcock y luego fue publicado por la editorial francesa Gallimard. En 2015 pasó a ser considerada una obra de dominio público debido a que ya habían transcurrido más de 60 años de la muerte de su autor, lo que permite reproducir esta obra de manera gratuita en cualquier formato.

Las ilustraciones originales del libro fueron elaboradas por el propio Exupery

El Principito narra la historia de un piloto cuyo avión cae en medio del desierto, en espera de su auxilio se encuentra con un niño que dice haber viajado desde su pequeño asteroide llamado B-612 hasta la tierra, impulsado por la cola de un cometa. En plena soledad, rodeado por las dunas y las espesas arenas, el Principito le revela al piloto una nueva manera de ver las cosas, a partir de la narración de sus aventuras por otros planetas y en especial por su transitar en el nuestro.

A los mayores les gustan las cifras -dice el Principito en uno de los pasajes-. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: «¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?» Pero en cambio preguntan: «¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?» Solamente con estos detalles creen conocerle. Si les decimos a las personas mayores: «He visto una casa preciosa de ladrillo rosa, con geranios en las ventanas y palomas en el tejado», jamás llegarán a imaginarse cómo es esa casa. Es preciso decirles: «He visto una casa que vale cien mil pesos». Entonces exclaman entusiasmados: «¡Oh, qué preciosa es!»

El Zorro es uno de los personajes más conmovedores de la obra, a través de él nos muestra el Principito otra cara del amor y la amistad

Así, en cada una de sus anécdotas, conjurando la magia y la fantasía, el pequeño príncipe va soltando píldoras de sabiduría que alimentan las almas de grandes y chicos: “sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos” nos dice el Principito.

Aunque algunos la catalogan como una obra infantil, El Principito es un texto, como toda buena literatura, que no tiene edades precisas para su lectura. Para Umberto Eco es una obra que “…se descubre de joven pero se conquista y redescubre en la madurez, cuando puede evaluárselo desde el distanciamiento crítico. Ahora me doy cuenta hasta qué punto los confines entre el autor y su personaje, el Principito, se confunden”.

El director estadounidense Mark Osborne estrenó en 2015 una particular versión animada de este clásico de la literatura universal

Es una de las mejores obras para aquellas personas que se inician en el maravilloso viaje de la lectura y es por ello que maestros, bibliotecarios y promotores de lectura la recomienda para propiciar la pasión de leer en cualquier edad.

Releamos hoy a sus 74 años esta maravillosa obra que nos lleva a encontrarnos con la sabiduría de la imaginación infantil y a ser cada vez mejores seres humanos.

 

 

 

CMD

LEE Más

spot_img