La gran excusa: “Italia ya no quiere ser cómplice del negocio de la inmigración”

Matteo Salvini, ministro de Interior Italiano, informó que pretende prohibir que dos ONG que rescatan migrantes en el Mediterráneo, sigan operando en puertos de Italia.

A través de su cuenta en la red social facebook, indicó que otras dos naves con banderas holandesas han llegado a aguas frente a la costa de Libia, refiriéndose a las embarcaciones humanitarias “Lifeline” y “Seefuchs“.

“Que sepan estos señores que Italia ya no quiere ser cómplice del negocio de la inmigración clandestina y por lo tanto, deberán buscarse otros puertos (no italianos) a los que dirigirse”, fue la excusa para impedir la ayuda humanitaria.

Resultado de imagen para Italia prohibir algunas ONG

Días atrás, Italia no permitió que desembarcara en sus puertos la nave Aquarius, la cual pertenece a la organización franco-germano-italiana SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras (MSF). Luego de ser rechazado también por Malta, España ofreció al Aquarius, con 629 inmigrantes a bordo, un puerto seguro, que tras una larga y peligrosa travesía en alta mar arribaron al puerto de Valencia este domingo.

Con el nuevo Gobierno en Italia, de los populistas del Movimiento Cinco Estrellas y la ultraderechista Liga, se ha impulsado la estrategia de impedir la llegada a sus puertos a las ONG que salvan vidas en alta mar y solo se aceptará los inmigrantes rescatados por la Marina italiana.

MT

Artículos relacionados