#VTactualGeek 7 canciones para recordar a Jim Morrison

Fue un 3 julio de 1971, cuando James Douglas “Jim” Morrison, vocalista de The Doors, fue encontrado sin vida en el baño de su residencia en París, Francia, tras sufrir un aparente ataque cardíaco. A la corta edad de 27 años, se despidió para siempre de la música y una fructífera pero corta carrera sobre los escenarios, dejando atrás un legado tremendo de canciones y poemas que rápidamente lo convirtieron en uno de los cantantes estadounidenses más enigmáticos e importantes de la historia del rock.  

Por esta razón, al cumplirse 49 años de su desaparición física, la vida y carrera musical de Jim Morrison —conocido también como “El Rey Lagarto” o “Mr. Mojo Risin”—, sigue sumando admiradores alrededor del mundo; y en esta oportunidad, #VTactualGeek te presenta parte de las canciones que lo inmortalizaron en su paso por The Doors:

«Música, poesía y excesos»

7.- The End

Tema liberado en 1966 y que pertenece al álbum debut de la banda, titulado The Doors. Más que una simple canción de despedida “controversial”, es la representación de una tragedia teatral que esconde los pensamientos de Morrison sobre la vida y los conceptos impuestos por la sociedad. Según el vocalista, cada vez que escuchaba la canción, tomaba un significado diferente, aclarando lo siguiente:

“Creo que es tan suficientemente compleja y universal en su idiosincrasia, que podría ser casi cualquier cosa que quieras que sea”.

6.- L.A. Woman

Incluida en el último trabajo discográfico en el que participó Jim, antes de su muerte en 1971. Es la canción más larga del álbum y la más difícil de cantar en vivo, por la tonalidad carrasposa y el color que aportó la voz de Morrison. En 1985, 14 años después del fallecimiento de Jim y por iniciativa de Ray Manzarek, tecladista de la banda, se grabó el video musical de la canción.

5.- Light My Fire

La autoría le corresponde al guitarrista, Robert Krieger, quien plasmó en la letra de la canción, el clímax a los que podía llegar una pareja, tanto en la intimidad como en el consumo de estupefacientes, razón por la que su interpretación fue cuestionada en numerosas ocasiones por las personas de la época. Sin embargo, es una de las canciones de la banda más versionada por otros artistas.

Disfruta a continuación de “Light My Fire” en la voz de José Feliciano:

4.-  “Riders On The Storm”

La evocación de la lluvia y los truenos en la canción te invitan a imaginar cualquier escenario despiadado y melancólico que se te pueda ocurrir. “Riders On The Storm” está inspirada en una canción country escrita por Stan Jones en 1948. Según Ray Manzarek, fue el último tema grabado por Morrison antes de morir.

Una versión un poco más actual de esta canción fue interpretada en 2004 por el rapero Snoop Dogg, con la participación de los miembros vivos de The Doors para el videojuego “Need for Speed: Underground 2”:

3.- People are Strange

Forma parte del segundo disco de la banda titulado “Strange Days” y lanzado al mercado en 1967. Para los integrantes de The Doors, esta es una melodía que expone el lado más sensible de Morrison, al referirse a temas como el abandono, el desprecio y la marginación que sufren las personas que solo son diferentes a lo considerado “normal” por la sociedad.

2.- Touch Me

Una composición romántica acompañada de un ritmo divertido y frenético otorgado por el piano, los instrumentos de cuerda y el sonido sobresaliente de los saxofones, especialmente por el solo de viento de Curtis Amy. Tras su lanzamiento en 1968, alcanzó el Top 3 del Billboard Hot 100.

Escucha “Touch Me” en una presentación televisiva de The Doors:

1.- Celebration of The Lizard

De aquí nace uno de los apodos dados a Jim Morrison, “El Rey Lagarto”. Más que una canción, es el acompañamiento sonoro de varios poemas escritos y narrados por Morrison que terminan por dar vida a la “celebración del lagarto”. La melodía es una experiencia nueva, cargada de simbolismo y magnetismo.

Paola Pertuz/VTactual.com

#VTactualGeek 7 estrellas de la farándula que salieron del clóset

Artículos relacionados