ÚLTIMA HORA: Jerarcas católicos en Venezuela buscan repetir la fórmula de Leopoldo López

La máxima jerarquía de la iglesia católica en Venezuela, agrupada dentro de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), emitió un comunicado este viernes que incita a la feligresía a desconocer la institucionalidad y arremeter contra los poderes públicos en el país suramericano.

Con un contenido manipulador y el uso de adjetivos descalificativos contra el gobierno de Nicolás Maduro (arbitrariedad, corrupción, persecución, dictadura, inmoralidad), esta institución asegura que en el país está «destruida» toda posibilidad de convivencia democrática y pluralismo, debido a que el gobierno desconoce «la existencia del otro y sus derechos».

El comunicado, que consta de 8 puntos, hace un llamado al pueblo a «generar gestos valientes e iniciativas innovadoras que motiven a esperar contra toda esperanza», ante el «supuesto» atropello de los derechos fundamentales del gobierno.

«No se puede permanecer pasivos, acobardados ni desesperanzados. Tenemos que defender nuestros derechos y los derechos de los demás. Es hora de preguntarse muy seria y responsablemente si no son válidas y oportunas, por ejemplo, la desobediencia civil, las manifestaciones pacíficas, los justos reclamos a los poderes públicos nacionales y/o internacionales y las protestas cívicas» señala el comunicado en el sexto punto.

Acá el comunicado completo:

Proselitismo político en las misas este domingo

Por su parte, el Cardenal Arzobispo de Caracas, Jorge Urosa Savino, exhortó a los sacerdotes a leer el comunicado emitido por la CEV en todas las misas de este fin de semana y en todas las iglesias y oratorios públicos de Caracas.

«Es muy importante que los fieles sepan que los Obispos estamos con nuestro pueblo, y que tengan la orientación necesaria para evitar la violencia al tiempo que sí defienden sus legítimos derechos» expresó Urosa Savino.

La iglesia católica en Venezuela ha mostrado abiertamente desde el año 1999 su apego a la política opositora en el país. En el año 2002 participó activamente en el golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez; en el año 2014 apoyó las acciones violentas y terroristas lideradas por Leopoldo López, llamadas comúnmente guarimbas, que acabaron con la vida de 43 venezolanos.

AMR

Artículos relacionados