Ricky Roselló contra las cuerdas

Todo parece indicar que este será un “annus horribilis” para el Gobernador de Puerto Rico, Ricky Roselló. Su polémica gestión ha tenido que enfrentar en los últimos días la detención por parte del FBI de varios exfuncionarios y contratistas de su gobierno por presunta corrupción y la filtración de un chat ha desatado una creciente ola de protestas populares exigiendo su dimisión.

Un “Ricky Ricón” mala conducta

Ricardo Roselló Nevares nació en el seno de una familia adinerada y desde muy joven ha estado involucrado en problemas por el consumo excesivo de alcohol y drogas. Gracias a los recursos económicos e influencias de su padre, el ex gobernador Pedro Roselló, ha logrado salir airoso de los escándalos.

Ricky Roselló estuvo involucrado en un accidente de tránsito en julio de 1994 . De acuerdo con el expediente judicial era menor de edad cuando conducía el vehículo que acabó con la vida de una mujer y su hijo de 11 años. El caso fue «congelado» en los tribunales.

Como de tal palo tal astilla, incursionó en la política en el 2008 apoyando al Partido Nuevo Progresista (PNP) prometiendo convertir a Puerto Rico en un estado más de los Estados Unidos. Cabe destacar que la gestión de su padre, Pedro Roselló (1992-2000), es recordada por vaciar las arcas del gobierno mediante la malversación de fondos y la corrupción.

El FBI salta al ruedo

El pasado 9 de julio, mientras el gobernador Ricky Roselló estaba de vacaciones en Francia, un jurado de instrucción federal emitió un encausamiento de 32 cargos contra seis personas entre ex funcionarios y empresarios vinculados a su gobierno.

La Ex Secretaria del Departamento de Educación, Julia Keleher, fue detenida por el FBI. La Federación Puertorriqueña de Maestros la acusa de ser responsable del cierre de 442 escuelas en la isla

Las autoridades federales acusan a los detenidos de formar parte de un esquema de contratos cuestionables por parte del gobierno y otras entidades por un total de $15.5 millones, de los cuales $13 millones fueron al Departamento de Educación y $2.5 millones a la Administración de Seguros de Salud. Afirmaron que el motivo de los desvíos de fondos federales fue político.

Roselló se comprometió a “combatir el mal en todas las instancias de su gobierno” y regresó a la isla.

El “Telegramgate”: ¿Una cortina de humo?

Los boricuas no habían terminado de reaccionar al escándalo de las detenciones cuando un controvertido chat de 889 páginas en la red de mensajería Telegram fue revelado por el Centro de Periodismo Investigativo que recibió el documento completo por parte de una fuente anónima.

El documento muestra cómo Rosselló y sus asesores más cercanos intercambiaron memes, comentarios despectivos, misóginos y homófobos, así como chistes sobre periodistas, políticos y activistas. Además de discusiones sobre políticas públicas y el intercambio de información confidencial del gobierno.

Aparentemente fue la gota que derramó el vaso. Las redes sociales ardieron. Veinticinco artistas reconocidos entre los que se destacan: Ricky Martin, Bad Bunny, Kany García, Cultura Profética y Danny Rivera se pronunciaron solicitando la dimisión de Ricky Roselló acusándolo de homófobo y misógino.

Bad Bunny se encuentra entre los que convocan a las protestas. Llama la atención que un representante de un género cuestionado por el lenguaje soez y la misoginia de sus letras pida la dimisión de Roselló por estas razones

Desde el 12 de julio los puertorriqueños se  han volcado en los alrededores de la sede del gobierno exigiendo la salida de Ricky Roselló, quien ha pedido perdón por lo ocurrido pero asegura que no renunciará a su cargo.

Hasta los momentos, la mayoría de los medios de comunicación locales e internacionales se han centrado en promover la discusión sobre el lenguaje soez utilizado por los involucrados en el chat dejando en segundo plano los escándalos de corrupción destapados por el FBI, algo que despierta sospechas en algunas mentes suspicaces.

Mientras tanto, tras cámaras…

El representante del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez, presentó un pliego acusatorio contra el gobernador Ricardo Rosselló en la Cámara de Representantes que identifica 18 delitos: enriquecimiento ilícito, influencia indebida, obstrucción a la justicia, malversación de fondos públicos, conspiración, amenazas y atentados contra funcionarios, entre otros.

Todo esto ocurre en un momento difícil para Puerto Rico, pues el gobierno federal tiene bajo la lupa el desembolso de unos 40,000 millones de dólares para su reconstrucción tras los estragos causados por el huracán María. En las próximas semanas, la “isla del encanto” dará mucho de qué hablar.

Enza García Margarit.

Artículos relacionados