Feministas se hicieron sentir en España

España vivió un Día Internacional atípico, muy distinto al realizado el año pasado donde asistieron miles de manifestantes que colmaron las calles de Madrid. Sin embargo, con consignas y cánticos un grupo de feministas llegó a la Puerta del Sol; colgaron pancartas en las rejas que protegen la estatua de Carlos III.

Al final de la tarde, en la Plaza Neptuno, las manifestantes congregadas fueron abordadas por la Policía Nacional que solicitaron los datos de las dos representantes que leyeron el manifiesto de conmemoración; como forma de amedrentar.

Una señora resultó herida por el ataque de dos mujeres que cantaban “Cara al sol”.

En Navarra varias mujeres se encadenaron en el Parlamento Foral y fueron desalojados por la policía local. Una mujer fue detenida por presuntamente agredir a un agente del orden público.

Prohibidas las marchas feministas

El pasado 3 de marzo, el delegado del Gobierno en Madrid prohibió las marchas, manifestaciones y concentraciones con motivo del Día Internacional de la Mujer por razones de salud pública.

Ante esta situación, particulares, organizaciones y colectivos convocantes a diferentes actos el día lunes 8, introdujeron recursos de amparo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid pero este ente los desestimó; manteniendo la sentencia de prohibir las concentraciones de menos de 500 personas debido al Coronavirus.

Los representantes del Tribunal Superior de Justicia dejaron por sentado que los motivos de la prohibición no responden a discriminación de género, como lo han señalado los colectivos feministas, sino al resguardo de la seguridad sanitaria.

Principalmente, los recursos presentados lo realizaron la Coordinadora Feminista de Majadahonda y la Comisión Feminista 8M que solicitaban una protesta en el Parque Colón, entre las 18 y 21 horas.

El Tribunal sentenció:

“En las circunstancias actuales y ante las condiciones en que se pretende el ejercicio del derecho fundamental de reunión, cuya tutela se demanda, estima la Sala que dicho ejercicio entra en conflicto con bienes y valores constitucionales, como la salud pública y, más concretamente, la salud, la integridad física y la vida de las personas que deben prevalecer frente a aquel”.

Además, indicaron que estas resoluciones no prohíben el derecho a reunión sino que lo limita, pues por razones de salud pública y se debe evitar alterar el orden público, por lo que se debe tener cautela o precaución.

Pese a la disminución de casos de Covid-19 en Madrid, los magistrados indican que el virus sigue siendo de riesgo extremo porque esta es una de las comunidades que más contagios ha reportado.

Añade que temen por el aumento de los contagios por las nuevas cepas del virus, en especial la del Reino Unido.

Miedo a las marchas feministas o al virus

El aumento de los casos de Coronavirus en la península ibérica obligó a tomar nuevas medidas de confinamiento, entre estas las aglomeraciones. Es por eso que las planificadas para hoy quedaron suspendidas, especialmente en Madrid, aunque en Murcia, Navarra y Catalunya sí se realizaron con medidas preventivas.

En Barcelona, la manifestación fue estática en el Paseo de Gràcia. Se registró un suceso donde un hombre atacó con gas pimienta a cuatro mujeres que se encontraban en la concentración.

Mientras tanto los balcones de Valencia y las zonas Lavapiés, Aluche y el Barrio El Pilar de Madrid; se tiñeron de morado y aplausos para reivindicar los derechos de las mujeres.

En Galicia, Andalucía, Castilla La Mancha, Asturias y Murcia, las mujeres sí tomaron las calles, aunque las manifestaciones no fueron tan avasallante como las anteriores, miles de mujeres se unieron al colectivo Galegas 8M hicieron un llamado a huelga general, de estudiantes, de consumo, de cuidados y laboral.

Para hoy se tenía previsto la congregación de más de 60 mil personas solo para movilizarse por las calles de Madrid.

Reacciones ante las marchas

Pablo Casado reivindicó las políticas de igualdad del Partido Popular frente a las actuaciones de Vox contra el movimiento feminista y frente “al peor Gobierno que hemos tenido en la defensa de la igualdad de las mujeres”, es decir, el de Pedro Sánchez.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez dijo:

“En todas y cada una de las acciones y políticas que se aprueban está siempre presente la perspectiva de género, no son sólo palabras, nos ceñimos a los hechos”.

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona acusó a Vox de criminalizar a los movimientos y a los colectivos feministas cuando lo realmente peligroso es la ultraderecha.

Vox se desmarcó de todos los actos que conmemoraban el 8-M como el día de la Mujer. Denunciaron que estas actividades se han convertido en actos políticos de propaganda ideológica que el partido no comparte.

Ciudadanos es legítimo asistir

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado y Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid, de Ciudadanos, tuvieron visiones encontradas porque mientras Aguado indicaba que es legítimo asistir a las actividades siempre que cumplan con las recomendaciones  de bioseguridad.

Mientras, Villacís aseguró que realizar las concentraciones es una gran irresponsabilidad.

Irene Montero, ministra de la Igualdad y del partido Podemos, afirmó que hay quienes quieren quitarle el derecho a manifestar en las calles que tanto esfuerzo les costó; pero por estar al frente de esta cartera ministerial cumpliría escrupulosamente las indicaciones sanitarias.

Fernando Grande-Marlaska, ministro de Interior, consideró que hay mucha gente que celebra que no se realicen las actividades en conmemoración del Día de la Mujer; porque buscan criminalizar al movimiento feminista. Aseguró que por parte del Ejecutivo nacional no existe ningún temor a que se produjeran enfrentamientos entre los manifestantes y los entes del orden público.

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid pidió el esfuerzo de los delegados del Gobierno y al Ejecutivo que unifiquen las medidas a todas las comunidades.

Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, justificó que la prohibición afecte solo a la capital porque es la ciudad donde las manifestaciones son multitudinarias. Se afrontó la protección de la Salud y derecho a la reunión.

Los números en España

Según las últimas cifras, el número de contagios en toda España bajó a 160 casos por cada 100.000 personas. Madrid es la ciudad que supera los 250 contagios; cifra que es considerada como de riesgo extremo de contagio.

El miércoles pasado registró 261 casos y 273 del martes, considerándose la mayor incidencia del virus en España; superada en algunos momentos por los enclaves norteafricanos de Melilla y Ceuta.

 

Artículos relacionados