La Cruz de Mayo por la paz de Venezuela

Una de las tradiciones que ha logrado mantenerse intacta en el sentir del pueblo venezolano es el Velorio de Cruz de Mayo, una celebración que tiene sus orígenes en el cristianismo y en el ocaso del imperio romano, como una bienvenida al agua, al tiempo de lluvia para la buena siembra, para la bendición de la tierra y de las cosechas. Es una tradición bucólica en la que se le pide al Cristo redentor de la cruz la bendición del trabajo del labriego.

La Cruz de Mayo es una fiesta que se ha celebrado desde la irrupción de los españoles en los pueblos del Llano venezolano, fue trasladada a las costas de nuestro Mar Caribe por los cimarrones y tiene gran arraigo en todo el oriente del país. Con el pasar de los años, con el éxodo de los campos, se fue arraigando en algunas comunidades de la capital como Caricuao, La Pastora, San Agustín, La Candelaria, etc, en donde se amanece cantándole a la Cruz.

Desde tempranas horas se comienza con bailes y tambores esta celebración a la que niños y niñas también acuden alegres a festejar

La liturgia de esta celebración comprende rezos, cantos y parranda. Según sea la región donde se lleve a cabo va acompañada por galerones, punto y llano, fulías, malagueñas, romances al son de tambor. Algunas zonas permiten el baile después de la media noche y arranca a correr de mano en mano la famosa “guarapita”, una mezcla de jugos de frutas y aguardiente, para afinar la musa de los hombres y mujeres que van improvisando décimas que narran algunos pasajes de la vida de Cristo. El poeta Evangelisto Hermoso lo relata así:

Yo vi al sol eclipsar

una luz sin resplandor,

un soberano señor

al pie de la cruz clavado.

Vi a un justo ajusticiado

pendiente de aquel madero

y con aliento postrero

se marchitó aquella rosa

dándole su luz hermosa

al más brillante lucero.

Son muchos los cantos y los temas en los que se le agradece a la madre naturaleza, a la tierra por haber dado durante el año una buena cosecha y pedir por el año venidero; hacer promesas y rogar por todos.

Esta tradición es motivo de inspiración para muchos artistas que realizan pinturas y esculturas en honor a la Cruz

Una Cruz por la paz de Venezuela

A partir del 3 de mayo se comienza a cantarle a la Cruz, que ya ha sido vestida con flores coloridas de Venezuela y en algunos lugares ya se escuchan las décimas que piden por la Paz de nuestro pueblo:

Santísima trinidad

Oh bendito sacramento

la Patria en este momento

asediada en la maldad

pide paz, prosperidad,

que ilumine como un rayo,

la luz de mi Cruz de Mayo

y cristo con sus poderes,

con que expulsó a mercaderes

hoy expulse a los lacayos…

De esta manera se van escuchando los cantos y poesías que acompaña esta celebración que se realiza en comunidad, en familia para también pedir a la Santísima Cruz por el bien del país y por la Paz y el entendimiento entre los venezolanos.

@carlospandanga

Artículos relacionados