EN 3 PASOS: Conoce cómo lograr que tu perro haga sus necesidades en el lugar ideal

EN 3 PASOS: Conoce cómo lograr que tu perro haga sus necesidades en el lugar ideal

Cuando un cachorro llega a casa una de las primeras preocupaciones que tiene su recién adquirido humano  es dónde la criatura va a hacer sus necesidades básicas: comer, dormir y, por supuesto, evacuar.

De ahí que surge, gracias a las costumbres aprendidas, el hábito de dedicarles a los animalitos ciertos espacios dentro del  hogar donde puedan hacer vida y echarse a dormir, jugar y comer. Claro, el problema surge cuando llega la hora de expulsar lo que ya no es aprovechable por sus organismos -como lo hace cualquier ser vivo- y nuestro apartamento o casa se convierte en un campo minado de materia fecal y orina.

Los cachorros, cuando están con su madre, aprenden de ella a salir de su nido para desahogar. Pero como no pueden controlar sus esfínteres es ella quien los limpia y está atenta sobre cuándo querrán hacer sus necesidades. Por eso, nos corresponde a nosotros, sus padres adoptivos, enseñarles las normas mientras crecen y son capaces de aguantar varias horas para ir a un parque a desahogar.  A continuación dejamos unos sencillos pasos de cómo hacer para que tu perro aprenda a hacer sus necesidades en el sitio escogido por su protector para ello dentro o fuera de casa:

PASO 1: Uso del periódico. Una de las primeras cosas que debes hacer al traer a tu perro cachorro a la casa es enseñarle cuál es el espacio donde debe hacer sus necesidades pues, hasta que cumpla con su vacunación (aproximadamente a los cuatro meses), no debes llevarlo fuera de casa para evitar que pueda contraer alguna enfermedad. Al principio un cachorro hará en cualquier sitio porque le resulta fisiológicamente imposible controlarlo, pero es justo ahí, en el sitio que tú decidas, donde debes colocarle papel periódico u otro material absorbente desechable para que desahogue encima. Debes tomar en cuenta que ese lugar debe estar bien separado del sitio donde el cachorro come o duerme, pues no toleran los malos olores en su espacio vital.

Por instinto, algunos perros buscarán ese lugar casi de inmediato. Pero en otros casos debemos enseñarle con mucha paciencia. Una buena técnica es estar con ellos apenas terminen de comer, jugar o dormir y llevarlos hasta el periódico todas las veces que sea necesario, sobre todo cuando veamos que adopta la posición de hacer pipí o caca. Y, cuando logres que haga en el sitio indicado, debes felicitarlo con cariños y un “buen chico”.

Hay ocasiones en las que ellos simplemente hacen en todos lados menos donde tú quieres, entonces coloca el periódico literalmente por toda la casa hasta que logres que haga sobre él y paulatinamente comienza a colocar menos cada día acercándolo al sitio que tú elijas. Es muy importante que procures cambiarle el periódico luego de que lo use, pues los animales no toleran los malos olores y si no hay un periódico limpio a la vista lo hará en cualquier sitio limpio de la casa.

Desde cachorros podemos enseñarle el sitio “correcto” donde puede hacer sus necesidades

PASO 2: Mantener los horarios de comida. Cuando los cachorros cumplen los cuatro meses buscarán hacer número 2 aproximadamente media hora después de comer. Ese dato es importante pues nos permite estar atentos para llevarlos al sitio correcto en el momento justo. Manteniendo los horarios de comida puedes controlar mejor los momentos de llevarlo al baño. Si les das comida 3 veces, ellos harán 3 veces o más.

Un perro adulto, es decir, de dos años en adelante, puede controlar sus esfínteres y aguantar hasta 10 horas cuando los acostumbras a salir a desahogar. Sin embargo, es muy importante tomar en cuenta que aguantar muchas horas las ganas de hacer pipí podría causarle problemas de salud como una infección urinaria (cistitis) y no queremos que nuestros consentidos se enfermen. Entonces, si tu dinámica te lo permite, saca a tu perro al menos 3 veces al día o más. Su vejiga te lo agradecerá sobre todo si toma mucha agua por el calor.

Algunos perros aprenden a comunicarnos cuándo quieren salir a desahogar

PASO 3: Enséñalo a salir a desahogar. Una vez que nuestros cachorros reciben todas sus vacunas están listos para ponerse en contacto con gérmenes, bacterias o virus sin que pongan en peligro su vida. Es en ese momento en que los podemos sacar de casa para explorar, socializar con otros animales y, por fin, a hacer sus necesidades fuera de casa. Lo ideal para ir acostumbrándolos a dejar el cómodo baño de la casa, es sacarlos lo más temprano posible en la mañana apenas se despierten, luego de comer y antes de dormir. Llévalos con un paseador hasta el lugar ideal donde pueda hacer sus necesidades y déjalo que huela hasta que consiga cumplir el objetivo. Las primeras veces que lo logre felicítalo efusivamente para saber que hizo un buen trabajo. Nunca olvides llevar algo con qué recoger sus deposiciones; las bolsitas de plástico son ideales pues evitan que te puedas ensuciar y las puedes amarrar y colocar en un basurero de forma segura.

A muchos perros les gusta hacer sobre la grama. Esos espacios verdes son los ideales pues es más fácil recogerlo, evitamos que quede sucia una acera o caminería y no molestamos a los demás. Los perros machos, una vez que alcanzan la madurez, comienzan a levantar su pata y hacen pipí varias veces pues además usan su orina para “marcar” su territorio. Trata que lo haga en áreas externas lejos de viviendas o negocios: la puerta del vecino le puede resultar atractiva a nuestro peludo, sobre todo si otros perros ya han marcado allí, pero te puede traer problemas.

Los perros machos, además de hacer pipí, suelen marcar su territorio. Procuremos que lo hagan en sitios adecuados.

Una vez que nuestros animales se acostumbran a hacer sus necesidades afuera casi nunca volverán a usar la casa como baño; incluso muchos aprenden a comunicarnos cuando necesitan desahogar para que los saquemos. Claro, hay casos excepcionales como cuando enferman o cuando los dejamos por mucho tiempo solos. La regla general es: tener mucha paciencia y siempre reforzar de manera positiva cada uno de sus logros.

T/MP

Artículos relacionados