El incendio de ciudades: ¿una franquicia instalada en Venezuela?

El incendio de ciudades: ¿una franquicia instalada en Venezuela?

Aunque parezcan odiosas las comparaciones y salten a simple vista las evidentes diferencias, necesarias son ciertas analogías para ver reflejados posibles escenarios de confrontación política en nuestro país.

Tal es el caso de la crisis política-social vivida en Ucrania durante los últimos años, específicamente entre 2013 y 2014, que ha llevado a esta nación, de las más importantes sobrevivientes de la Unión Soviética y solo superada por Rusia, al borde del estallido de una guerra civil fratricida.

Y es que, en nombre de la libertad, la soberanía y la independencia, los actores involucrados, y movidos por disputas territoriales, han logrado el desmembramiento progresivo de sus principales y geopolíticamente más estratégicas provincias: Crimea, Donetsk y Lugansk, entre otras.

Por medio de la manipulación, el asedio, el incendio de ciudades, la agitación e incitación a violencia en las calles, el pago e importación de mercenarios y hasta la segregación racial, terrorismo en general, factores políticos visibles, y no tanto, han desestabilizado a un país entero.

Es importante analizar en contexto toda la fase previa de estas acciones y como de forma progresiva sucedieron para desencadenar en otro tipo de golpes de Estado, enmascarado en revoluciones ciudadanas “espontáneas” en el viejo continente.

A través de la violencia generalizada como metodología, las convocatorias públicas y anónimas vía medios locales y redes sociales a movilizaciones, aupadas por el discurso encendido de dirigentes opositores ucranianos, generaron un cerco que dejó un saldo mortal en ciudades como Odessa.

La siguiente es una breve cronología de los principales hechos que sirvieron de excusa y caldo de cultivo para la crisis en Ucrania:

2013

En mayo, se realizan las primeras protestas contra el recién electo presidente Viktor Yanukovich y se mantiene la presencia moderada en las calles de manifestantes opositores al gobierno ucraniano durante los meses siguientes.

Ya para noviembre, la oposición convoca nuevas concentraciones con motivo de la negación de Ucrania a firmar el acuerdo de adhesión a la UE (Unión Europea) y refuerza sus relaciones de cooperación con Rusia.

El gobierno alude al FMI (Fondo Monetario Internacional) su decisión motivado a las presiones de refinanciamiento de créditos concedidos a Ucrania entre 2008 y 2010, que involucran a la para aquel entonces funcionaria responsable Yulia Timoshenko.

Se lleva a cabo la gran movilización de partidarios proeuropeos en Kiev (capital) bajo la consigna “Ucrania es Europa”. La UE, por su parte mantiene la opción de la firma de un acuerdo pero sin la realización de un diálogo entre las tres partes involucradas: Ucrania-UE-Rusia.

En diciembre, opositores al gobierno comienzan a pedir la dimisión del presidente Viktor Yanukovich luego de tomar la simbólica Plaza de la Independencia (Maidán), desde donde se planifican y organizan manifestaciones, marchas y bloqueos.

A su vez, Ucrania y Rusia, por medio de Yanukovich y Vladimir Putin, llegan a la firma de un acuerdo de cooperación económica, por lo cual la oposición ucraniana a favor de la UE crea un movimiento proeuropeo conocido como Maidán y exige elecciones anticipadas.

28 de Abril 28, 2014 en Konstantinovka, Ucrania.

2014

Ya para el año siguiente, en enero, los opositores empiezan el bloqueo sistemático de las instituciones con la Rada (parlamento), lo que obliga al gobierno a promover leyes para regular las comunicaciones que son tildadas de “mordaza” y agudiza las protestas de calle.

También es destituido el alcalde de Kiev, dimite el Primer Ministro y su gabinete en pleno, por lo cual el parlamento ucraniano deroga las leyes promulgadas por el gobierno catalogadas por la oposición como represivas a la libertad de expresión.

En febrero, el parlamento ucraniano acuerda un proyecto de reforma constitucional para retomar la Carta Magna de 2004 antes de la llegada al gobierno de Yanukovich y se promulga una ley de amnistía que libera a los detenidos durante las protestas previas al Maidán.

Seguidamente, desbloquean el parlamento y liberan a estos manifestantes apresados por medio de la amnistía y se prepara el terreno para la destitución a través del parlamento ucraniano del presidente Viktor Yanukovich y se consuma el Golpe de Estado.

¿Nota usted hasta el momento alguna similitud en este formato aplicado en el este de Europa con los hechos acaecidos en la República Bolivariana de Venezuela en la historia reciente (2014) y que aún se encuentran en curso actualmente con los actos terroristas conocidos como “guarimbas”?

LM

 

Artículos relacionados