Secuestra a sus hijos para protegerlos de la sociedad del mal

Un ciudadano georgiano, Amirán Devnozashvili, está convencido de que la única manera de mantener a sus ocho hijos a salvo de los males de la sociedad actual es mantenerlos en cautiverio en su casa desde hace casi una década.

En una localidad ubicada 320 kilómetros al noroeste de la capital georgiana, en la provincia de Racha-Lechkhumi y Kvemo SvanetiDevnozashvili mantiene a sus tres niños y cinco niñas -entre siete y 21 años- secuestrados para protegerlos, según dice ” de la mala influencia de la sociedad”.

Los jóvenes sólo pueden salir al patio de su casa a dar una vuelta alejados de la vista de los vecinos o curiosos. Desde hace casi diez años no salen a la calle, ni comparten con sus amigos como el resto de las personas de esa edad.

“Les hago hombres yo mismo, les enseño lo que considero necesario, no les hace falta ni química ni física”, dijo el georgiano a los periodistas, quien no permitió a los medios de comunicación asomarse al patio de su hogar.

Sobre Devnozashvili pesa una orden judicial emitida por un tribunal de la zona por este caso; pese a las fuertes críticas por parte de los trabajadores sociales y vecinos de la localidad, nada ha impedido que este hombre mantenga encerrados a sus hijos.

“Llegaré hasta el final, derramaré la sangre, sea mía o la de mis hijos, pero no se saldrán con la suya”, amenaza el hombre ante la posibilidad de que las autoridades estatales intervengan en la custodia de sus hijos.

Este caso es similar al registrado a principios del 2018 en la ciudad de California, donde la pareja David y Louise Turpin fue arrestada por secuestrar a sus trece hijos (entre 2 y 29 años) en condiciones de hambre y miseria, incluso torturados en su residencia durante varios años.

Con información de El País

El inhumano trato que dieron los Turpin a sus hijos e hijas

 

 

 

Artículos relacionados