Cifras de suicidios en tiempo de Coronavirus: ¿Cómo enfrentarnos a este flagelo?

La cifras de suicidios en tiempos de Coronavirus se dispararon alrededor del mundo. Países como Italia y Tailandia son un ejemplo de ello: el primero por la situación del personal de salud, el segundo por la crisis económica que enfrenta.

Sin embargo, no será sino hasta después de que se contenga la pandemia que se podrán ver los efectos de esta coyuntura. Así lo expresa la psicóloga Isaliv Matheus, especialista en evaluación general de individuos y entornos, quien destacó que la situación actual puede compararse a lo que sucede en las guerras.

En entrevista con VTactual resalta que cuando los países entran en guerra generalmente bajan las tasas de suicidios. «Los niveles de estrés por la guerra tienen a la persona enfocada en esa situación de supervivencia, no en lo individual sino en lo colectivo. Estás pendiente de la familia, de la bomba del que se fue a la guerra y quieres que regrese, eso está bastante documentado».

De allí que Matheus sostenga que lo crítico se evidenciará sobre todo después de la pandemia. En ese sentido, explica que el trabajo para evitar que las cifras de suicidios en tiempos de Coronavirus se disparen debe hacerse desde este momento.

Si bien es cierto que la mayor parte de esos suicidios (aproximadamente el 80 por ciento) se producen por trastornos de depresión mayor preexistentes, también hay un porcentaje que responde al estrés postraumático que puede producirse en situaciones como la que vivimos actualmente.

«Eso quiere decir que el suicidio en la mayoría de los casos no es una entidad en sí misma, sino una consecuencia de otro trastorno. Entre ellos podemos encontrar a la depresión, el estrés postraumático y los trastornos de personalidad», añade Matheus.

En cuanto a la depresión como trastorno, señala que «es una circunstancia biológica, que luego se manifiesta en un conjunto de comportamientos determinados por las condiciones de vida».

¿Cómo disminuir las cifras de suicidios?

Matheus refiere que lo que quizás pueda marcar la diferencia en las cifras de suicidios es que las personas puedan hablar de ese trastorno sin ningún tipo de tabú.
Recuerda que el suicidio y posteriormente la depresión, han sido estigmatizados desde que la Iglesia existe. Suicidarse es una vergüenza para la mayoría de las culturas y en un momento fue motivo de expulsión de los camposantos.

«Pero con la depresión es diferente, porque lo que se estigmatiza es la falta de productividad y competitividad en un mundo dominado por el capitalismo», resalta Matheus.

De acuerdo con la psicóloga, si se quieren disminuir las cifras de suicidios hay que hablar sobre los trastornos que desencadenan en él.

Asimismo, urge la promoción de campañas informativas que eduquen a la población respecto a la salud mental como se hace con la sexualidad.

¿Cómo identificar a una persona con posible tendencia al suicidio?

Lo primero que hay que saber es que la mayoría de las personas que se suicidan nunca lo dicen previamente.

Por lo general, refiere Matheus, el criterio diagnóstico para identificar a una persona con depresión tiene que ver con el tiempo en el que se manifiestan los síntomas. Estos deben prolongarse de tres a seis meses o más.

Algunos de esos síntomas son: desánimo, dificultad para levantarse de la cama, insatisfacción con la vida en general y problemas con los patrones de sueño.

¿Cómo podemos ayudar?

Matheus hace un llamado a la sociedad a inculcar la importancia de la vida y el entendimiento de la muerte desde temprana edad.

Para la especialista, actualmente la sociedad promueve la banalización de la violencia, de la vida y la muerte. «Vemos en la televisión, el cine y los videojuegos que quienes mueren regresa como zombies o vampiros y eso es cool».

«Con eso como referencia, es lógico que haya un incremento de suicidio de niños y adolescentes a escala global. Hay incluso una exaltación de la muerte que hace ver como buena, una decisión como esa que va en contra de la vida», insiste.

La psicóloga señala que para disminuir las cifras de suicidios lo primordial es tener mucha empatía y paciencia. «Hay que buscar ayuda, porque el entorno de una persona con depresión debe saber cómo asumir ese escenario».

Andreína Ramos Ginés/VTactual

@aramosgines

#VTentrevista Ovilia Suárez: El Covid-19 podría detonar problemas mentales preexistentes

Artículos relacionados