Escalada de tensiones entre Corea del Norte y Corea del Sur

Corea del Norte confirmó este martes la destrucción de la oficina de enlace intercoreana situada en la región industrial norcoreana de Kaesong, unos 10 kilómetros al norte de la zona desmilitarizada de ambas naciones.

“Ya hemos interrumpido todas las líneas de comunicación entre ambas partes coreanas, en consonancia con la voz indignada de la población que exige cobrar el precio de la fechoría intolerable cometida por las escorias humanas y sus cómplices”, expresó la agencia de noticias norcoreana KCNA, citada por Telesur.

Por su parte, Corea del Sur señaló que el suceso se produjo “luego de amenazas casi diarias” de Corea del Norte “de castigar a Seúl por folletos de propaganda anti-Pionyang”. La referida campaña antinorcoreana habría sido difundida por desertores de ese país desde su vecino del sur, refieren varias agencias.

El pasado sábado, Kim Yo-jong, hermana del líder norcoreano Kim Jong-un, advirtió que “en poco tiempo, se vería una escena trágica de la inútil oficina conjunta de enlace Norte-Sur”. Ese día, la vicedirectora primera de un departamento del Comité Central del Partido de los Trabajadores notificó de que ya era hora de romper con las autoridades de Seúl e iniciar una acción contra el “enemigo”, reseñó la cadena HispanTV.

En tanto, este martes, antes de la explosión el Estado Mayor General del Ejército Popular de Corea del Norte advirtió que está estudiando mover las tropas hacia “las zonas que habían sido desmilitarizadas bajo el acuerdo Norte-Sur, convertir la línea del frente en una fortaleza y aumentar más la vigilancia”.

Kim Yo-jong, hermana del líder norcoreano Kim Jong-un. Foto: Agencias

Después de la explosión, el Ejército de Corea del Sur endureció la vigilancia y el estado de preparación ante posibles enfrentamientos accidentales cerca de las zonas fronterizas, cita la agencia a las autoridades surcoreanas.

De igual manera, el Ministerio de Defensa surcoreano aseguró este 16 de junio que prevé “responder fuertemente a cualquier posible provocación militar de Corea del Norte”.

Los dos vecinos de la península coreana se encuentran en guerra técnica desde el fin del conflicto armado en 1953, el cual terminó con un armisticio y no con un tratado de paz. Además, la tensión entre ambas naciones se ha intensificado debido a la falta de avances en las conversaciones de paz entre Corea del Norte y Estados Unidos.

En total, tres veces se han reunido desde 2018 las autoridades de Norcorea y EE. UU. para negociar la desnuclearización de la península, pero no se logran avances debido a la negativa de Washington de levantar sanciones contra el Gobierno de Kin Jong-un.

SI / VTactual.com

Kim Jong-un pide protección para Corea del Norte

Artículos relacionados