¡Conoce cómo funcionan los ETF para que inviertas ya!

¡Conoce cómo funcionan los ETF para que inviertas ya!

Los Fondos Cotizados se empezaron a experimentar por primera vez en 1989, pero el experimento duró poco, ya que su verdadero comienzo fue en 1993. Desde entonces, estos fondos se han mantenido y han crecido bastante. De hecho, el valor de todos los ETFs combinados alcanzó alrededor de 7 billones de dólares a principios de 2020.

 

Esencialmente, los ETFs rastrean una materia prima, un sector, un índice o algún otro activo que se negocia en la bolsa. Los grandes inversores y los corredores profesionales suelen diseñarlos y sin duda, esa es una señal positiva, por eso te decimos: invierte en carteras etf con nociones generales de cómo funciona.  

Deja la tarea a los Gestores de Inversión 

 

Cuando se negocia un ETF, compras a través de un servicio de gestoría profesional una parte del valor de los activos que siguen vigentes. Esto significa que tienden a ser una compra segura: es poco probable que todas las acciones agrupadas en un ETF se desplomen al mismo tiempo. Sin embargo, la mayoría de los ETFs pueden proporcionar ganancias masivas y rápidas de forma generalizada si su compra está bien guiada.

 

El ETF más grande y más antiguo es el llamado SPY, el original que sigue el índice S&P 500, que puede considerarse como una muestra de la media del mercado. Sin embargo, los ETFs se han vuelto más versátiles y complejos, por eso necesitas un experto en el área.  Alguno de las inversiones más comentadas en el mercado especializado son  ETF Procure Space (UFO), el ETF Loncar Cancer Immunotherapy (CNCR), y últimamente, el ETF Bitcoin de Fidelity en USA.

 

Como su nombre indica, los fondos cotizados se negocian como las acciones. Es decir, a diferencia de los fondos de inversión que se negocian al final del día, los ETF se tramitan regularmente durante el horario de negociación como otros valores.

Ratios de gastos de los ETF 

La forma de gestionarlos puede tener un impacto significativo en su ratio de gastos. Un fondo de gestión pasiva se limita a seguir un índice: su funcionamiento suele ser simple, pero no sencillo de ejecutar, por eso necesitas expertos que te brinden un servicio con productos desarrollados a tu medida. 

 

Por otro lado, un ETF de gestión activa requiere una supervisión humana, lo que puede elevar el coste de forma significativa si no están bien orientados.

 

Para ponerlo en perspectiva, el super popular ETF llamado VOO tiene un ratio de gastos del 0,03%, lo que significa que hay que pagar al fondo el 0,03% del valor en dólares de las acciones que se poseen cada año. Sin embargo, VOO creció más del 18% en 2020, por lo que ese crecimiento eclipsó con creces el ratio de gastos.

Dividendos de Los Fondos Cotizados

Representan una parte de los beneficios pagados a los inversores, a menudo anualmente. También puede optar por crear un plan de reinversión de dividendos (DRIP), lo que significa que sus ingresos por dividendos se utilizarán automáticamente para comprar otros

 

No todas las opciones del mercado de valores pagan dividendos, por lo que puede contarse como una ventaja instantánea para los Fondos Cotizados. 

 

Algunas empresas solo dan la opción de reinvertir los dividendos, ya que la lógica es hacer crecer el negocio, lo que a su vez hace crecer los rendimientos futuros. Esta es otra cosa que hay que tener en cuenta a la hora de elegir la gestoría para adquirirlos

 

Puede ser muy lucrativo a largo plazo o si esos plazos están a la vista. Sin embargo, si los resultados de la inversión pueden ser mediocres o si se busca un cobro rápido, entonces probablemente no merezca la pena.

Artículos relacionados