Condenados en Dallas, Texas. Por delitos violentos contra homosexuales

Condenados en Dallas, Texas. Por delitos violentos contra homosexuales

Tres tejanos están entre rejas condenados por atraer a hombres homosexuales con el fin de cometer delitos violentos contra ellos.

De acuerdo con los documentos judiciales, el trío admitió que conspiró y luego apuntó a hasta nueve hombres en Dallas, Texas, y sus alrededores para cometer crímenes violentos, incluyendo secuestros, robos de autos y crímenes de odio.

A partir del 6 de diciembre de 2017 o en torno a esa fecha, los tres conspiradores utilizaron Grindr, una plataforma de citas en redes sociales utilizada principalmente por hombres homosexuales, para atraer a hombres a un complejo de apartamentos en Dallas.

Cuando los hombres llegaron, los conspiradores los retuvieron a punta de pistola y los obligaron a conducir hasta los cajeros automáticos locales para retirar dinero de sus cuentas.

Enfermos Homofóbicos

La semana pasada, Michael Atkinson, de 28 años, Pablo Ceniceros-Deleon, de 21, y Daryl Henry, de 24, fueron condenados a penas de prisión por su participación en los delitos. Atkinson fue condenado a más de once años de prisión, Ceniceros-Deleon fue condenado a 22 años de prisión y Henry fue condenado a veinte años de prisión.

Atkinson y Henry admitieron haberse unido a esta conspiración para atacar a los hombres homosexuales con crímenes violentos. El 11 de diciembre de 2017, los conspiradores utilizaron Grindr para atraer a cinco hombres a un apartamento vacío en Dallas, donde los retuvieron a punta de pistola, los secuestraron, les robaron el coche y los agredieron.

Como parte de su acuerdo de culpabilidad, Henry admitió que utilizó la violencia y las amenazas de violencia para retener a las víctimas en la trastienda y el armario del apartamento vacío mientras los otros hombres utilizaban los vehículos de las víctimas para conducir a los cajeros automáticos locales para robar dinero de sus cuentas.

Atkinson y Ceniceros-Deleon admitieron que viajaron en los vehículos robados para sacar el dinero de las cuentas de las víctimas. Mientras las víctimas eran retenidas a punta de pistola, algunas fueron agredidas físicamente, al menos una víctima fue agredida sexualmente, y todas las víctimas fueron objeto de burlas con insultos hacia los homosexuales.

Daniel Jenkins, se declaró culpable a principios de este mes de una infracción de delito de odio; conspiración para cometer delitos de odio, secuestro y robo de coche; y uso de un arma de fuego durante un delito de violencia. Según el acuerdo de culpabilidad, Jenkins se enfrenta a una pena máxima de 26 años de prisión.

“Estos hombres participaron y cometieron actos de violencia contra víctimas inocentes porque creían que las víctimas eran hombres homosexuales”, dijo la fiscal general adjunta Kristen Clarke, de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia.

“Este tipo de violencia motivada por prejuicios es contraria a nuestros valores y viola nuestras leyes federales de derechos civiles”. La División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia investigará y perseguirá agresivamente a quienes atacan a los miembros de la comunidad LGBTQI.”

“Estos acusados maltrataron a múltiples víctimas, señalándolas debido a su orientación sexual. No podemos permitir que este tipo de violencia se encone sin control”, dijo el fiscal federal interino Prerak Shah para el Distrito Norte de Texas.

“El Departamento de Justicia se ha comprometido a perseguir los delitos de odio. Mientras tanto, instamos a los usuarios de las aplicaciones de citas a permanecer vigilantes.

Artículos relacionados