Colapso bancario y ataques a Cantv: guerra informática contra Venezuela

Durante el pasado sábado 3 de diciembre, y tras el caos ocasionado por el sabotaje del día viernes a la plataforma de puntos de venta y transacciones por el que fueron puestos a la orden de la Fiscalía miembros de la empresa Credicard, el presidente de Cantv (Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela), Manuel Fernández, anunció que también hubo una serie de ataques dirigidos a la conexión de la estatal telefónica.

Según reseñó el especialista Luigino Bracci en una nota publicada en su blog, y que compartimos en VT, uno de los ataques a los que se refería Fernández se puede corroborar utilizando Digital Attack Map, un servicio en tiempo real para medición de este tipo de ataques en todo el mundo.

Ya Fernández adelantaba que LANautilus, uno de los proveedores internacionales de internet de Cantv, confirmó la serie de ataques, dirigidos a direcciones virtuales asignadas a Pdvsa, petrolera del Estado venezolano.

Durante el viernes y parte del sábado, a pesar de que la mayor plataforma (alrededor del 80% de puntos de venta en el país) está en poder de Credicard, y que el servicio utiliza redes y plataformas que no dependen de internet, en redes sociales ya se había posicionado la matriz de que el fallo generalizado que vivió el país respondía a una caída del sistema de Cantv.

A eso se sumaba el disgusto que promovían en establecimientos comerciales, que fueron regando la voz de que “los bancos del Gobierno no pasan”, y que se oía a menudo en las calles, por lo menos en Caracas, aunque rápidamente se comprobaba que el fallo era masivo.

Si bien el ataque estuvo dirigido a la desestabilización del sistema bancario venezolano, como declaró el presidente Nicolás Maduro, no es descabellado asociarlo a un nuevo intento de desprestigio internacional del país. A pesar de los datos enviados por LANautilus, empresa perteneciente a Telecom Italia; y los arrojados por Digital Attack Map, medios de comunicación se han dado a la tarea de menospreciar las pruebas existentes.

Precedentes en el mundo

Los sabotajes informáticos no son nuevos en un escenario global de guerra no convencional, véase casos como el de Libia en 2011, cuando la Armada estadounidense atacó las comunicaciones del ejército; o uno que ocurrió el mismo viernes pasado, pero contra el Banco Central de la Federación Rusa: 2.000 millones de rublos (más de 30 millones de dólares) fueron robados a la entidad, a causa de un ataque cibernético.

Este tipo de ataques no está únicamente dirigido por objetivos geopolíticos. En el año 2013, Target, cadena de tiendas estadounidense, fue blanco de una infiltración que derivó en el robo de datos bancarios de unos 40 millones de clientes que hicieron pagos con tarjeta durante ese año.

Igualmente, en el año 2011, a 77 millones de usuarios de la plataforma virtual de juegos de video Playstation Network, de la compañía japonesa Sony, les robaron información de sus cuentas en el servicio. En Reino Unido, por ejemplo, esto acarreó sanciones para la empresa.

Fernández: Cantv trabajó arduamente para determinar su posible responsabilidad ante fallas de internet

Durante el programa Cayendo y Corriendo de este miércoles, transmitido por Venezolana de Televisión, el presidente de Cantv reiteró que el personal de la estatal telefónica estuvo trabajando de manera ardua durante el día del fallo para determinar si la responsabilidad era de la empresa venezolana.

Se refirió, en ese sentido, a su responsabilidad de informar al país, por lo que el sábado dio las pormenorizadas declaraciones que ya hemos mencionado.

Igualmente, hizo énfasis en su respuesta ante un argumento utilizado por directivos de Credicard: al momento de la caída en sistema de pagos, el servicio de Cantv no presentaba falla alguna, mientras que ante la baja del servidor de internet, el servicio bancario estaba en uno de sus picos de funcionamiento del día.

JI

Artículos relacionados