Entre el barro y los escombros trabajan equipos de rescate en Japón

Entre el barro y los escombros trabajan equipos de rescate en Japón

Al menos 112 personas muertas, más de mil heridos y 78 desaparecidos es el saldo que ha dejado la peor inundación en Japón ocurrida desde el año 2004 en el país asiático.

Hasta el momento, los equipos de rescate trabajan entre el barro y los escombros que dejaron las intensas lluvias caídas la semana pasada en la mitad sur del archipiélago.

Aunque este lunes salió el sol, las autoridades alertaron que aún podría haber algunas tormentas intensas que ocasionarían corrimientos de tierra en las zonas afectadas.

La prefectura de Hiroshima, en la isla principal Honshu, ubicada al suroeste del país, es la región más afectada con las lluvias. Allí murieron 44 personas. El resto de las zonas inundadas son Okayama, Ehime, Kyoto, Yamaguchi, Fukuoka, Kagoshima, Hyogo, Shiga, Gifu, Kochi y Saga.

Durante el fin de semana se evacuaron a casi cinco millones de personas de sus hogares. A raíz de la catástrofe, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, anuló una gira que debía comenzar el miércoles, por Bélgica, Francia, Arabia Saudí y Egipto.

Salvar vidas, la carrera contra el reloj en Japón

MT

Artículos relacionados