InicioActualidadLos antidepresivos que cambian el funcionamiento del cerebro

Los antidepresivos que cambian el funcionamiento del cerebro

Un nuevo estudio revela que el trastorno depresivo masivo es tratable hoy en día con determinados antidepresivos que cambian el funcionamiento del cerebro.

El drástico cambio de los antidepresivos que cambian el funcionamiento del cerebro

Un estudio reciente ha llevado a los científicos a un descubrimiento sorprendente tras descubrir que algunos antidepresivos pueden realizar cambios drásticos en el cerebro e incluso ser capaces de recablear los cerebros afectados por el trastorno depresivo mayor. El estudio fue presentado por los investigadores en la 35ª edición del Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología en Viena.

TDM en la mira de la higiene mental

El trastorno depresivo mayor (TDM) es un trastorno de salud mental que implica estados de ánimo depresivos persistentes, pensamientos oscuros y una pérdida general de interés por las actividades. Las personas afectadas por el TDM pueden presentar importantes deficiencias en su vida cotidiana. Sin embargo, hoy en día es tratable con determinados antidepresivos que alteran el cableado del cerebro.

Desde Alemania

Investigaciones anteriores descubrieron que los antidepresivos, e incluso las terapias conductuales y electroconvulsivas, no son eficaces para todos los pacientes con TDM. Ahora, un grupo de investigadores de Alemania afirma que los antidepresivos pueden cambiar las estructuras cerebrales, pero añaden que no están seguros de la duración de esos cambios.

¿Hazañas?

Investigaciones anteriores también revelaron que los ataques graves de depresión suelen estar relacionados con un cambio en el volumen de la materia gris y la materia blanca que se encuentra en el cerebro. Cada tipo de materia cerebral está vinculado a diferentes funciones del cuerpo, y cualquier cambio en ellas puede modificar en gran medida la forma de reaccionar del cerebro. De ahí que la capacidad de cambiar la estructura del cerebro con antidepresivos sea una gran hazaña.

MDD

Además, si podemos demostrar la existencia de una fuerte asociación entre la estructura del cerebro humano y el funcionamiento de los pensamientos depresivos, entonces podría ayudar a mejorar la forma de diagnosticar y tratar trastornos como el MDD. Sin embargo, ahora mismo muchos no están de acuerdo en sí ese vínculo es consistente o lo suficientemente fuerte como para utilizarlo en el diagnóstico y el tratamiento de trastornos como el MDD. Sin embargo, los investigadores de Alemania creen que sí lo es.

Antidepresivos que cambian el funcionamiento del cerebro de 109 personas

En un experimento, esos investigadores descubrieron que de 109 pacientes con MDD, los mayores cambios en sus síntomas se basaban en la medida en que los antidepresivos y otras opciones de tratamiento cambiaban sus estructuras cerebrales. Los investigadores también compararon los cerebros de los pacientes con MDD con los de individuos sin el trastorno.

  • «Nos sorprendió la rapidez de la respuesta», dijo el psiquiatra Jonathan Repple en un comunicado, y añadió que aún no hay una explicación sobre cómo o por qué se producen estos cambios en el cerebro, o incluso cómo los antidepresivos y otros tratamientos realizan los cambios.

Dopamina

Son muchos los factores que pueden entrar en juego cuando se habla de depresión. Por ejemplo, la cantidad de luz diurna que recibe una persona durante el día puede cambiar drásticamente el estado de ánimo. Otro ejemplo es ser zurdo, que también puede aumentar la posibilidad de padecer trastornos mentales como el TDM. Algunos antidepresivos, como un spray nasal especial, pueden provocar esos cambios en el cerebro más rápidamente.

Conclusión

Sin embargo, si se pueden entender mejor esos cambios, tal vez se puedan descubrir nuevas formas de tratar trastornos como el MDD.

LEE Más

spot_img