Adivine cuántos millones de latinos se quedarán sin seguro médico con el Trumpcare

Senadores demócratas denunciaron que la ley que reemplazará la reforma sanitaria del ex presidente Barack Obama es una “sentencia a muerte” contra 6 millones de hispanos en Estados Unidos que perderían su cobertura médica.

“Esto no es una reforma sanitaria, sino una sentencia de muerte para muchos que van a perder su seguro y cobertura médica, y en particular para los hispanos de este país y los menos privilegiados”, aseguró Robert Menéndez, representante por Nueva Jersey.

“Los republicanos en vez de mejorar al paciente, lo quieren matar”, aseguró el funcionario.

En rueda de prensa y junto a representantes de organizaciones hispanas, los representantes del Senado Tim Kaine, de Virginia; Catherine Cortez Masto, de Nevada, junto a Robert Menéndez, señalaron los efectos del plan sanitario republicano en la comunidad latina, a la que consideraron como la más perjudicada.

De acuerdo con datos de la Oficina Presupuestario del Congreso (CBO), organismo independiente dentro del Legislativo, el plan sanitario de Trump afectaría a unas 22 millones de personas que perderían la cobertura médica antes de 2026.

El Consejo Nacional de la Raza (NCLR) señaló que unos 6 millones serían niños latinos.

Para Menéndez, las cifras puede suponer un atraso, respecto a los 4.2 millones de latinos que consiguieron cobertura médica con la ley sanitaria de Obama y a la caída de un 43.2 por ciento en 2010 a un 24.8 por ciento en 2016 del porcentaje sin seguro, el cual representa el más grande de todos los grupos étnicos.

Asimismo, el presidente de la asociación nacional de Liderazgo Hispano, Héctor Sánchez, sostuvo que el llamado Trumpcare es una traición a las necesidades de los hispanos, de la comunidad migrante y de los trabajadores de Estados Unidos.

Maggie del Castillo, del Institución Nacional para la Salud Reproductiva de las Latinas en Virginia, lamentó el proyecto de ley sanitaria y mantuvo que se trata de la mayor amenaza para la salud en la última década.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, deberá esforzarse por conseguir apoyos a la propuesta, que actualmente se limita a 35 de los 52 escaños conservadores.

Con información de El Vigía

Artículos relacionados