7 delitos de lesa humanidad cometidos por la MUD que la OEA no vio

7 delitos de lesa humanidad cometidos por la MUD que la OEA no vio

A continuación en VTActual presentaremos 7 delitos violatorios de los Derechos Humanos (DDHH) que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) cometió flagrantemente, durante las llamadas guarimbas -por más de tres meses- cuando sus dirigentes ejecutaron crímenes de violencia política en Venezuela, siendo un hecho público y notorio.

Este jueves la OEA inició las audiencias públicas para comprobar si hay suficientes argumentos y denunciar al gobierno venezolano por “crímenes de lesa humanidad” ante la Corte Penal Internacional (CPI), continúando con el afán de su Secretario General, Luis Almagro de perjudicar al Gobierno del Presidente Nicolás Maduro. Parece que la OEA, una vez más, pasa por alto los crímenes del extremismo opositor en la nación suramericana.

1.- Violación a la Constitución:

La principal agresión durante estas claras demostraciones de violencia política fue la violación del artículo 2 de la Constitución Bolivariana de la República: Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación: la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y, en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político.

La oposición venezolana violó un sin número de artículos de la Constitución venezolana y cometió casi todos los delitos penalizados por el código penal del país.

2.- Violación al derecho a la vida

Plasmado en el artículo 43 de la CRBV, que reza “El derecho a la vida es inviolable. Ninguna ley podrá establecer la pena de muerte, ni autoridad alguna aplicarla. El Estado protegerá la vida de las personas que se encuentren privadas de su libertad, prestando el servicio militar o civil o sometidas a su autoridad en cualquier otra forma”.

Dicho artículo tiene casi toda su carga dirigida a especificar la responsabilidad que tiene el Estado en garantizar la vida; por ello resulta paradójico que los dirigentes de la ultraderecha venezolana, cegados por el odio, la irracionalidad e incitados por poderes imperiales, incurrieron en el delito de cometer asesinatos atroces, en distintas maneras, que iban desde la decapitación de motorizados con guayas -atravesadas en las vías, amarradas en postes en los extremos de las calles- hasta la quema de personas vivas por su color de piel, ideología política (con apenas las sospechas de considerarlas “chavistas”) y/o clase social.

También se presentaron numerosos casos de personas amarradas en los árboles de las calles, torturadas en público; se produjeron asedios colectivos, persecusiones, linchamientos y actos de barbarie -fotografiados y grabados por los medios de comunicación- contra personas por su color de piel o presunta identificación política con el chavismo.

Adicionalmente los encapuchados de la derecha mostraban armas de guerra en las concentraciones y marchas sin que la OEA se pronunciara al respecto.

3.- Violación al derecho de las personas al libre tránsito

Este derecho está establecido en el artículo 50 de la Carta Magna, el cual señala que toda persona puede transitar libremente y por cualquier medio por el territorio nacional (…). Este artículo fue vulnerado a placer por la oposición venezolana, con el agravante de utilizar el terror como medio para lograrlo, cerrando calles y avenidas con grandes hogueras que construían con vehículos y todo tipo de objetos, incluso utilizaron cadáveres de animales (gatos y perros) y urnas profanadas de los cementerios.

Al menos curioso resulta conocer que la ONU maneja una oficina de “lucha contra el terrorismo” y guardó silencio cómplice ante los graves hechos ya descritos.

4.- Violación al derecho de los niños y jóvenes a la educación

El Derecho a la educación, señalado en los artículos 102 y 103, fue otro de los ultrajados, pues muchos colegios, liceos y universidades debieron suspender sus actividades, durante meses, ante las revueltas dirigidas por cientos de encapuchados. En muchos casos los padres y representantes se abstenían de llevar a sus niños y niñas a las escuelas por temor a ser agredidos.

Además utilizaron a cientos de menores de edad en guarimbas y trancas de vías que denominaban “plantones” o “trancazos” enseñándolos a hacer bombas molotov.

5.- Violación al derecho de los ciudadanos al trabajo

También la consagración al trabajo que está estipulada, en los artículos 87 y 89, fue arrebatada ya que otra modalidad delictiva fue puesta en marcha por los extremistas políticos de la oposición. Obligaron a los comerciantes a mantener cerrados sus locales (supuesto “paro nacional”) y a los trabajadores del transporte público a no sacar sus unidades; quien tuviese la osadía de desobedecerlos pagaba bien caro, en algunos casos le quemaban su medio de transporte y producción con el conductor adentro.

Allí no acaba el desfile de delitos cometidos por la oposición extremista en Venezuela.

6.- Violación al derecho de las personas a la salud

Aunque está consagrado en el artículo 83 de la Constitución, los guarimberos terroristas evitaron la circulación y el traslado de enfermos en ambulancias o en carros particulares, además de aquel lamentable suceso en el que intentaron quemar una maternidad con mujeres parturientas y decenas de neonatos que fueron evacuados de emergencia.

Por último, otro derecho transgredido por la MUD y que Luis Almagro y su OEA se niegan a ver:

7.- Violación al derecho ambiental

Consagrado y protegido en el Artículo 127 de la CRBV. Aquí los terroristas opositores cometieron ecocidios de grandes proporciones con la tala y quema de árboles, incendios provocados en montañas, parques nacionales y bosques; esto se enmarca en lo que se llama delito pluriofensivo, penal ambiental, el cual -en la doctrina del derecho internacional- se conoce como derecho de cuarta generación dentro del grupo de los derechos humanos.

Finalmente nos preguntamos…  ¿Cómo llamaría o calificaría la OEA los anteriores delitos? ¿Cuándo Luis Almagro hará un juicio público en la OEA para exponer los casos de los 120 asesinatos cometidos en las guarimbas terroristas de la derecha durante 2017 en Venezuela?

Hipocresía de Luis Almagro pasó por alto terrorismo opositor.

CC

Artículos relacionados