InicioDestacada106 bombonas de butano fueron ubicadas en Cataluña vinculadas a los atentados...

106 bombonas de butano fueron ubicadas en Cataluña vinculadas a los atentados terroristas

Las autoridades catalanas vinculan la explosión ocurrida el miércoles en Alcanar con los atentados terroristas que se perpetraron en Barcelona y Cambrils.

Los Mossos d’ Esquadra (policía local) encontraron 106 bombonas de butano en una vivienda ubicada en la localidad de Alcanar, en la provincia de Tarragona al sur de Cataluña, donde se produjo una explosión el miércoles en la noche.

La cifras de fallecidos llegan a 13 y son más de 100 los heridos luego de que una furgoneta atropellara a gran velocidad a cientos de peatones en Las Ramblas, Barcelona, y recorriera más de 500 metros en esta zona, uno de los principales centros turísticos de la ciudad.

Los terroristas de los atentados, presuntamente, llevaban meses planeando un ataque mayor con explosivos en Barcelona. Sin embargo, luego de la explosión ocurrida hace dos noches en una casa de Alcanar, donde los terroristas manipulaban varias bombonas de butano, modificaron sus planes.

Ante esto, decidieron actuar por «desesperación» para efectuar el atentado en Barcelona y en Cambrils, indicó el jefe de la policía catalana, Josep Lluís Trapero.

El autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe) reivindicó el ataque terrorista. Horas después, las autoridades informaron la muerte de cinco terroristas que atropellaron y atacaron con armas blancas a peatones en el paseo marítimo de Cambrils, con resultado de una persona muerta y seis heridos.

Los medios locales informaron sobre una víctima mortal más de los atentados en Cataluña, supuestamente de nacionalidad española, dentro del coche que había saltado el control en la avenida La Diagonal el jueves, hecho relacionado con el atropello masivo de La Rambla.

Carles Puigdemont junto con el rey Felipe y el presidente del Gobierno español.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, guarda un minuto de silencio junto al secretario de Estado de Seguridad y demás autoridades

Conductor que arrolló a multitud estaría fugitivo

El conductor de una furgoneta que arrolló a decenas de personas, en el centro de Barcelona, con un saldo de 13 muertos, podría estar vivo y fugitivo, dijo el viernes la policía española, que negó los reportes de prensa que señalaban que había sido abatido en una operación en la localidad de Cambrils.

El jefe de la policía regional catalana, Josep Lluis Trapero, dijo que no podía confirmar que el conductor fuera uno de los atacantes abatidos en la madrugada del viernes por los agentes en el balneario catalán. «Es una posibilidad, pero en este momento, a diferencia de hace horas, tiene menos peso», sostuvo Trapero a la televisión regional.

El conductor abandonó la furgoneta y huyó tras acelerar el jueves por una zona peatonal de Las Ramblas, el bulevar más conocido de Barcelona, dejando un reguero de muertos y heridos, en el último de una serie de ataques en toda Europa en el que militantes han usado vehículos como armas. Este modus operandi -directo, letal y muy difícil de predecir- ha acabado con la vida de casi 130 personas en Niza, Berlín, Londres y Estocolmo.

Presuntos yihadistas estuvieron detrás de los ataques previos. Estado Islámico aseguró que los responsables del último «llevaron a cabo la operación en respuesta a los llamados para atacar a los estados de la coalición» liderada por Estados Unidos contra el grupo militante suní.

Cuatro arrestos

La policía arrestó a cuatro personas en conexión con los ataques, tres marroquíes y una procedente del enclave español norteafricano de Melilla, dijo Trapero. Ninguno tiene historial previo de actividades relacionadas con el terrorismo, agregó.

Otras tres personas fueron identificadas pero siguen libres. La prensa local dijo que dos de ellos habrían muerto en la explosión en Alcanar, mientras que un hombre de origen marroquí era buscado por la policía.

Las autoridades francesas buscan al conductor de un Renault Kangoo blanco que podría haber sido usado por los perpetradores del ataque en Barcelona, dijo a Reuters una fuente policial.

El del jueves fue el peor ataque en España desde el ocurrido en marzo de 2004, cuando militantes islamistas colocaron bombas en el tren de cercanías en Madrid, hechos que dejaron 191 muertos. De las 126 personas heridas en los ataques en Barcelona y Cambrils, 65 siguen hospitalizadas y 17 se encuentran en estado crítico. Las víctimas proceden de 34 países, desde Francia y Alemania a Pakistán y Filipinas.

Mientras España comenzaba tres días de luto, la gente dejaba flores y encendía velas en Las Ramblas en memoria de las víctimas. El rey Felipe y el presidente Mariano Rajoy visitaron la cercana Plaza de Cataluña donde guardaron un minuto de silencio y la multitud coreó desafiante «No tengo miedo» en catalán.

Líderes mundiales condenaron el ataque, entre ellos el presidente de Francia, Emmanuel Macron, cuyo país sufrió uno de los peores atentados en Europa en los últimos tiempos. La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que el terrorismo islamista «no puede derrotarnos, mientras que el rey Mohammed VI de Marruecos envió sus condolencias a España.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló con su par español, Mariano Rajoy, desde el Air Force One y comprometió colaboración en las investigaciones.

Con Información de TeleSUR

CC

LEE Más

spot_img