Tremenda recompensa al héroe que vino de lejos

El inmigrante ilegal de Mali, cuyo rescate a un niño en un edificio de Paris, Francia, se hizo viral, fue recibido por el presidente Emmanuel Macron, quien le otorgó la nacionalidad gala como recompensa por su heroísmo.

https://twitter.com/JuanGomezJurado/status/1001014896623054849

Mamadou Gassama (22), dejó Malí hace mucho tiempo y cruzó Nigeria, Burkina Faso, Libia, e Italia, hasta llegar a Francia en 2017. Allí se instaló en un campo para refugiados al este de París.

“El señor Mamadou Gassama comparte los valores de la brigada de bomberos de París. Estamos dispuestos a acogerle”, escribieron en Twitter los apagafuegos de la capital francesa.

El mandamás del Palacio del Elíseo, destacó que no se le puede dar asilo a todos los que llegan pero en este caso “es un acto de valentía y de fuerza que ha admirado a todos”. El presidente le entregó un diploma y una medalla en agradecimiento a su acto a pesar de que ponía su vida en peligro.

Gassama, visiblemente emocionado, solo atinó a comentar que es la primera vez que gana un trofeo así.

El improvisado rescatista también fue felicitado por la alcaldesa de París, Anne Hidalgo quien habló con él por teléfono y le agradeció el “gesto ejemplar”.

ER

 

Artículos relacionados