Rusia responde a denuncias de EEUU