600 mil refugiados han vuelto a Alepo