Ritual religioso en Magadascar podría haber desatado la peste

El brote más mortífero de peste del siglo XXI mantiene en zozobra a los habitantes y autoridades de Magadascar, la isla más grande de África, y podría propagarse también a otras nueve naciones, en especial Sudáfrica.

Los casos de infecciones más recurrentes son de peste pulmonar, la forma más mortífera y rápida de desarrollarse dado al alto índice de mortalidad en las personas, en menos de 24 horas, según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud.

Esta peste coincide con la práctica de un ritual conocido como ‘famadihana’, en el cual las personas desentierran a sus familiares muertos, envuelven sus restos mortales y pasean con ellos por las calles.

Los agentes patógenos que se desprenden durante esta práctica religiosa podrían ser la causa del estallido de la nueva peste. La ‘famadihana’ se lleva a cabo en Madagascar entre los meses de julio y octubre, por lo que las autoridades locales han prohibido esta práctica.

Madagascar cuenta con una población de más de 21 millones de habitantes y una tasa de pobreza del 68,7%, 47% de los niños y niñas padecen retraso en el crecimiento, y casi el 10% malnutrición aguda.

AMR

53 años que las palabras en África tienen más peso que la misma historia

 

 

Artículos relacionados