Ola de violencia se apodera de Haití

Según datos oficiales, tres muertes, decenas de heridos, saqueos y la quema de vehículos en Puerto Príncipe y otras partes del país, es el saldo tras el incremento en el precio de los combustibles que desató dos días de violentas protestas.

Por esta razón, el Gobierno de Haití suspendió, hasta nuevo aviso la medida de ajuste en el precio del petróleo, al tiempo que extendió el llamado a la calma y al restablecimiento del orden.

En ese sentido, el primer ministro haitiano, Jack Guy Lafontant, condenó enérgicamente los actos de violencia y vandalismo y afirmó que la “violencia y la democracia son fundamentalmente incompatibles”.

La decisión del primer ministro, sin embargo, no apaciguó las protestas en las calles haitianas, puesto que en zonas de la capital como Delmas, Lalue, Nazon, Champs-de-Mars, Canapé-vert y Carrefour, las barricadas continuaban ardiendo y se escuchaban detonaciones de armas automáticas.

 Haití cierra aeropuerto

Tras la quema de vehículos y comercios, además de la falta de transporte público, hacen difícil el acceso en las zonas más afectadas, lo que llevó al cierre del aeropuerto capitalino Toussaint Louverture,  medios de comunicación locales se han visto imposibilitados de trasladarse a ofrecer una mayor cobertura de los acontecimientos, cuyo liderazgo no ha sido reclamado por movimiento político o social alguno.

El incremento en el precio del combustible es una de las medidas tomadas por el Gobierno haitiano, como parte de un programa de ajustes firmado en febrero con el Fondo Monetario Internacional (FMI), con el propósito, entre otros puntos, de reducir el déficit presupuestario del Gobierno.

GG

Artículos relacionados