Numerosos muertos y decenas de personas en estado crítico tras una estampida en Israel

Numerosos muertos y decenas de personas en estado crítico tras una estampida en Israel

El número de personas que han muerto en una estampida durante la celebración masiva de la fiesta de Lag B’Omer en el monte Meron, en el norte de Israel, ha aumentado a 45.

El número de heridos ha aumentado a 103, y muchos de ellos permanecen en estado crítico, según The Jerusalem Post.

Según la CNN, los asistentes estaban celebrando la festividad religiosa de Lag B’Omer, el mayor evento público anual en Israel. Conmemora la muerte del rabino Shimon Bar Yochai, un sabio mishnaico del siglo II cuyo libro “El Zohar” es la base del misticismo judío.

“Esta es una de las peores tragedias que he vivido. No he visto nada parecido desde que entré en el campo de la medicina de urgencias en el año 2000”, dijo Lazar Hyman, vicepresidente de la organización de emergencias con base en el voluntariado United Hatzalah, que estaba en el lugar de los hechos, según informó la CNN.

Dov Maisel, otro miembro de United Hatzalah, dijo a la CNN que se calcula que había entre 50.000 y 100.000 personas en la montaña, y que mucha gente se había agolpado en una zona reducida. Miles de personas fueron empujadas por una escalera y se aplastaron unas a otras, dijo, añadiendo que la policía está investigando qué desencadenó el incidente.
Cada año, cientos de miles de judíos -muchos de ellos ultraortodoxos- acuden a la tumba de Bar Yochai en el monte Meron, situado en la región de la Alta Galilea, en el norte de Israel, a unos 40 kilómetros al noreste de la ciudad de Haifa.

La reunión fue posible este año gracias al reciente descenso de los casos de Covid diarios en Israel. Israel ha vacunado completamente a más del 58% de su población, lo que la convierte en una de las poblaciones más vacunadas del mundo.

Se informó además de que el Ministerio de Sanidad de Israel había instado a la gente a no asistir al festival, advirtiendo que la pandemia aún no ha terminado. Sin embargo, las autoridades se vieron presionadas para permitir que se celebrara, sobre todo porque el año pasado se canceló.

Zaki Heller, portavoz del servicio de emergencias ZAKA, refutó los informes iniciales de que el montaje se había derrumbado en el lugar, diciendo que la tragedia fue el resultado del exceso de gente.

Los heridos fueron trasladados a hospitales cercanos. Se utilizaron seis helicópteros para trasladar a los heridos.

 

 

 

Artículos relacionados