Mira lo que hizo Rafael Correa con los obsequios que obtuvo como presidente

Mira lo que hizo Rafael Correa con los obsequios que obtuvo como presidente

El presidente saliente de Ecuador Rafael Correa inauguró este lunes el nuevo museo de la presidencia o Palacio de Carandolet. El espacio cultural consta de once salas.

Esta exposición contiene los regalos que recibió Correa en sus viajes al exterior, como los Honoris Causa que le han entregado varias universidades, y hace un recordatorio de la historia ecuatoriana desde 1809, pasando por 1979, cuando se regresó a la democracia; luego la época de los 90, denominada inicio del ‘neoliberalismo’, recordando 1999, cuando se produjo el feriado bancario, hasta el 2007, titulada la “recuperación” con Rafael Correa, de acuerdo con la muestra fotográfica.

El presidente Correa dijo que la apertura de este espacio es una “muestra de transparencia”. El Mandatario también, consideró que los decretos ejecutivos que obligan a que los funcionarios entreguen los regalos que reciben deberían ser elevados a ley.

“Esto es una muestra de ética. El museo permitirá que futuros gobiernos puedan seguir dejando sus regalos para exhibición”, expresó.

Anunció que el próximo 22 de mayo inaugurará la Plataforma Gubernamental Financiera y aconsejó a los siguientes gobiernos que las funciones administrativas de la Presidencia de la República deben ser transferidas a un nuevo espacio, para evitar un ” grave daño” a la estructura patrimonial de este edificio.

Contó que el decreto que obligaba a dejar la banda presidencial, hecha de hilos de oro por las Hermanas del Buen Pastor, fue modificado porque este artículo que usó por diez años, “es demasiado grande” (en extensión) para su sucesor, Lenin Moreno.

El nuevo museo tiene una extensión de 400 metros en la que se exhibirán “gran parte” de 11.000 obsequios avaluados en $2.5 millones.

Correa -quien viajará este martes a Argentina para recibir un nuevo Honoris Causa- también anunció la construcción de un Museo de la Memoria en los predios del antiguo Regimiento Quito N.-2, donde antes funcionaba el Servicio de Investigación Criminal (SIC-10).

Con información de La Jornada

Artículos relacionados