Legionarios de Cristo tienen su paraíso en Bermudas

Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo y uno de los favoritos de Juan Pablo II, quien lo defendió a ultranza, vuelve a ser noticia, incluso desde la tumba, luego de la información revelada por los “Papeles del Paraíso”, una filtración de 13,4 millones de archivos que evidencian los movimientos que los ricos y poderosos del mundo hacen para esconder sus riquezas de los impuestos.

Según la información revelada, la Congregación de los Legionarios de Cristo, organización católica fundada por Maciel, empezó a constituir empresas en paraísos fiscales a partir de 1992. Dos años antes, formó en Bermudas, a través de Appleby, un despacho especializado en servicios offshore, la empresa International Volunteer Services, que tenía una cuenta en el Citibank de Nueva York, EE.UU., explica la revista Forbes.

Las compañías The Society for Better Education y el International Volunteer Services, fundadas en 1992 y 1994, respectivamente, tenían sus direcciones fiscales en Vía Aurelia 677, Roma, la misma que la sede de la Dirección General de los Legionarios. Ambas estaban vinculadas al fondo fiduciario Ecyph Limited, de las islas Vírgenes Británicas, otro paraíso fiscal, donde mantenían un flujo de entrada de unos 300 millones de dólares por año.

legionarios del paraíso
Maciel adulando a Juan Pablo II.

De acuerdo con la publicación, estas firmas se crearon justo en el momento de mayor expansión de la Legión de Cristo, a través de instituciones educativas, que lamentablemente también fueron escena de diversos abusos sexuales a menores de edad.

No obstante, no sería sino hasta 2006 que el Papa Benedicto XVI diera un parado a la situación, cuando ordenó investigar la trama de corrupción (y abusos sexuales) que se llegó a extender hasta los paraísos fiscales de Panamá, Suiza, Luxemburgo, Liechtenstein, Holanda e islas Vírgenes.

Con información de RT

JA

El Papa cataloga como escandalosa la corrupción en Brasil

Artículos relacionados