La seguridad en el hogar es una prioridad

La seguridad en el hogar es una prioridad

Cuando las personas piensan en el hogar siempre lo perciben como ese lugar de descanso en el que nada ni nadie puede alterar su tranquilidad. La seguridad es una característica que viene implícita en el concepto, y sin embargo, pueden suceder una gran serie de inconvenientes que generen desconfianza, incomodidad e inestabilidad. A continuación vamos a repasar ciertos consejos de seguridad y cómo tener siempre un servicio de cerrajería a mano puede salvarnos de más de un apuro.

La cerrajería es la primera línea contra cualquier percance

Una buena seguridad en el hogar pasa por la eficacia de la cerradura de nuestra puerta. Es la primera línea de defensa antes de que alguien pueda entrar, y por tanto, tiene que estar siempre en las mejores condiciones. Es por eso que tener a mano un profesional cerrajero en Madrid ayudará, tanto al mantenimiento, como en el cambio y mejora de las cerraduras de nuestra puerta. Pero no es la única ventaja de este servicio, ya que a diario salvan a cientos de personas de no poder acceder a sus viviendas, por el extravío, robo o rotura de sus llaves.

Con el nivel frenético y el no parar del día a día al que estamos acostumbrados, es normal que sucedan percances de este nivel, y si no se dispone de una copia a mano o de las herramientas necesarias para entrar sin destrozar la puerta, resultará imposible acceder al domicilio. Sin embargo, los profesionales cerrajeros están disponibles las 24 horas, los 7 días de la semana y los 365 días del año, éstos se desplazan en aproximadamente una hora, con todas las herramientas para solucionar el problema y que la persona pueda entrar por fin a su casa.

Consejos de seguridad para el hogar

Una vez entendida la importancia de contar con un buen equipo de cerrajeros a nuestra disposición, vamos a enumerar una serie de consejos para evitar que ninguna persona pueda entrar en la casa cuando no estemos. 

Los mejores consejos a seguir en este aspecto son los siguientes:

  • El mantenimiento de las cerraduras. Los sistemas de cerramiento que mantienen la seguridad de las puertas no duran toda la vida, se deterioran con el paso del tiempo y si no se sigue un mantenimiento específico, pueden incluso llegar a romperse. Para solucionar este problema, lo ideal es seguir un mantenimiento apoyado bajo la supervisión de un profesional cerrajero que verifique el correcto funcionamiento. Una cerradura a la que le cueste abrirse será, por ejemplo, una señal de que es precisa una revisión.
  • Ventanas, balcones y terrazas. Posiblemente, después de la puerta, será la segunda forma con la que los ladrones optarán para entrar en nuestras casas. Aparte de que hay que dejarlas cerradas siempre, también podemos instalar algún tipo de cierre añadido, con el consejo y la ayuda de un cerrajero.
  • La casa no debe parecer deshabitada. Sencillos trucos, como puede ser dejar una luz encendida o iluminar bien los exteriores de la vivienda, puede crear un efecto disuasorio frente a los ladrones que siempre prefieren entrar en las casas vacías. La abundancia de luz siempre dificulta el atrevimiento de entrar en las propiedades por parte de los intrusos que prefieren moverse en las sombras.
  • Privacidad en las redes sociales. En la actualidad, mediante las redes sociales compartimos prácticamente todo nuestro día a día. Eso está muy bien para interactuar con nuestros amigos y familiares, pero puede suponer un arma de doble filo, de la que los ladrones pueden aprovecharse. Es esencial no anunciar todo en las redes sociales, ya que si los ladrones conocen tu nombre pueden acceder a tu perfil y saber cuándo te vas, dónde son las vacaciones y cuál es el día de vuelta.
  • Sistemas de alarma. Nunca está de más instalar mecanismos de seguridad extra como alarmas. En internet podemos encontrar productos variados al alcance de todos, como cámaras de seguridad y detectores de movimiento.  

Artículos relacionados