La OPEP y la evolución de los precios del petróleo

La OPEP y la evolución de los precios del petróleo

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) fue creada entre el 10 y 14 de septiembre de 1.960 en Bagdad, Irak, por iniciativa de los ministros de Venezuela y Arabia Saudita, Juan Pablo Pérez Alfonso y Abdullah Al Tariki, respectivamente. Su objetivo es coordinar las políticas de producción de petróleo, estabilizar el mercado internacional de hidrocarburos, permitir a los países productores una tasa razonable de retorno de las inversiones y asegurar el suministro continuo y estable de crudo para los países consumidores.

La OPEP contó con cinco miembros fundadores: Arabia Saudita, Iraq, Irán, Kuwait, y Venezuela. A estos países se le unieron Qatar (1961), Indonesia (1962), Libia (1962), Emiratos Árabes Unidos (1967), Argelia (1969), Nigeria (1971), Ecuador (1973), Gabón (1975) y Angola (2007). Así pues, actualmente la OPEP está constituida por 14 países miembros.

Si bien se da la creación de la OPEP, durante la mayor parte del siglo XX, los acuerdos allí establecidos sirvieron de muy poco pues la estrategia imperial de estigmatizar y dividir al bloque, muchas veces triunfó. Los países negociaban directamente con los importadores y terminaban produciendo lo que con ellos pautaban y al precio que favorecía a los principales consumidores.

La guerra del Golfo, la crisis del sudeste asiático y el exceso de oferta marcaron las políticas de la Organización de Países Exportadores de Petróleo en los años 90, en los que se sucedieron acuerdos para aumentar o recortar la producción. Pero no fue hasta septiembre del año 2000, cuando se celebró en Caracas, Venezuela, la II Cumbre de Jefes de Estado de los países miembros de la OPEP, que se redefinió el diseño, propuesta y aplicación del sistema de bandas de precios y una estrategia a largo plazo que incluyó también los temas ambientales y sociales. Fue así como la OPEP dio respuesta a los esquemas y políticas de control de mercado impuestos por las transnacionales.

Al comenzar el siglo XXI, el precio del petróleo volvió al centro de la política mundial y la cuota de mercado del cártel superó el 50%. Los acuerdos de la II Cumbre de la OPEP en Caracas en contra de las políticas económicas del neoliberalismo; el avance guerrerista norteamericano sobre Afganistán e Irak, el enorme crecimiento económico de China y el consecuente aumento de su demanda de hidrocarburos, además de la enorme burbuja financiera, fueron las principales variables que determinaron un precio del barril por encima de los 100 dólares. Sin embargo, inmediatamente después comenzó una gran recesión y la caída libre de su precio hasta niveles de 40 dólares por barril para 2009. Tras un período de convulsiones en el mundo (primavera árabe y su impacto en Libia, sanciones a Irán), el precio se estabilizó entre 80 y 100 dólares por barril, franja en la que se mantuvo con ligeras fluctuaciones desde mediados de 2012 hasta finales de 2014, cuando se desplomó el equilibrio del mercado debido al impulso del “fracking” por parte de Estados Unidos, método que lo ha convertido en el mayor exportador de crudo y ha derrumbado los precios internacionales del petróleo hasta 25,13 dólares por barril para finales de julio de 2016.

grafico-petroleo
Evolución del precio del petróleo (Henar De Pedro / 20minutos.es)
captura-de-pantalla-2016-12-03-a-las-8-48-22-p-m
Evolución del precio del petróleo OPEP

Hoy la OPEP produce el 34 % del crudo y posee cerca del 80 % de las reservas probadas de petróleo en el mundo. Afortunadamente, el pasado 30 de noviembre de 2016, después de un año de negociaciones y estudios del mercado petrolero y en gran parte gracias a la perseverancia de países como Venezuela, Ecuador y Rusia, se celebró un consenso de los países miembros de la OPEP y otros no miembros, para recortar la producción de crudo en 1,8 millones de barriles diarios, hecho que puede elevar los precios del petróleo hasta los 60 dólares en 2017 y reequilibrar un poco el mercado.

Sin embargo, dado el carácter estratégico del petróleo, la volatilidad que hemos visto durante el último medio siglo y su gran sensibilidad ante diversos factores condicionantes, la prioridad y el reto de toda nación debería ser reducir la fuerte dependencia a esta materia prima y diversificar su economía.

20minutos.es / Telesur / Publico.es / El Boletín.com / Notas.org.ar

Artículos relacionados